Jerez

Mi esfuerzo será para la bolsa de caridad"

-¿Cómo se define Antonio García-Figueras Romero como cofrade?

-Soy una persona de Iglesia que por unas circunstancias muy especiales me he visto en la obligación moral de presentarme a hermano mayor de mi Hermandad de la Defensión. Participo de los actos que la hermandad convoca a lo largo del año y como no podía ser de otra manera, me encanta la Semana Santa. Estamos viviendo una época realmente difícil en la que los católicos tenemos que ser honestos y comprometernos con nuestra fe.

-Descríbanos su relación con la hermandad.

-Llego a la hermandad de la mano de mi primo, Francisco Fernández García Figueras, hermano número uno de la corporación y por ende hermano fundador de la misma. Me hice hermano al año siguiente de la fundación, concretamente en 1958. Si Dios me da fuerzas seguiré vistiendo la túnica nazarena, aunque en un lugar muy diferente al que acostumbraba. Formé parte de la junta de gobierno de Claudio Troncoso, ocupando el cargo de secretario. Puedo decir con orgullo que mi mujer, mis hijos y mi nieta Marta pertenecen a la hermandad y han sido principalmente ellos, los que me han animado a tomar la decisión de presentarme a hermano mayor.

-Accede al cargo tras el fallecimiento de Guillermo Vallejo ¿qué nos puede contar de él?

-Al igual que yo, Guillermo se hizo hermano en el año 1958 y formó parte de varias juntas de gobierno, por lo que su implicación en la hermandad ha sido total. No tendría espacio aquí para describir sus muchas virtudes pero me gustaría destacar su honradez, honestidad y generosidad. Era voluntario en el sanatorio y dedicaba su tiempo libre a enseñar a leer y a escribir a personas mayores de los Albarizones. Fue un hermano de profundas creencias religiosas que contaba con el respeto y el cariño de todos. Hemos perdido a un magnífico hermano mayor, pero sobre todo a una gran persona.

-¿Cuáles son sus ideas como hermano mayor para la cofradía?

-La corporación ha contado en los últimos tiempos con muy buenos hermanos mayores que se han encargado poco a poco de ir construyendo la hermandad que hoy tenemos y disfrutamos. Entiendo pues mi candidatura como una opción continuista, aunque obviamente habrá factores diferenciadores. La bolsa de caridad 'San Francisco y San Bruno' será una de las cuestiones a la que más tiempo y esfuerzo dedique, pues es una herramienta de reciente creación que ya está funcionando, pero que habrá que esforzarse para dotarla de mayores fondos.

- ¿Algún proyecto destacado o una hora de ruta diseñada?

-Tanto la mesa de hermandad como los distintos vocales que dirigen las distintas diputaciones, tendrán sobre la mesa en la primera reunión, una serie de objetivos individuales que habrá que alcanzar en un determinado periodo de tiempo. Todo estará encaminado a mantener lo que vamos a recibir, pero también a potenciarlo. En cuanto al patrimonio de la hermandad, me gustaría que el paso de palio siguiera avanzando tanto en el bordado, iniciado por fray Ricardo de Córdoba, como en la orfebrería de los respiraderos. Hay un proyecto que la Hermandad tiene aún pendiente, pero que por sus especiales circunstancias se resiste, en él pondremos todo nuestro empeño para lograrlo.

-¿Debe ser el carácter castrense la principal característica de la hermandad o hay que buscar otros horizontes?

-La presencia de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los actos y en especial en la estación de penitencia, aportan un claro factor diferenciador que ha caracterizado a la hermandad desde su fundación, por lo tanto su protagonismo es principal. El año pasado debido a las inclemencias meteorológicas no se pudo celebrar la salida procesional, pero había treinta y cinco profesionales, representantes de las Fuerzas Armadas, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía que iban a realizar la estación de penitencia con la cofradía. No hay que olvidar que estamos hermanados con la Orden Capuchina y con la Orden Cartuja y que se mantienen relaciones con la Casa Real. Es verdad que hay que buscar otros horizontes, de ahí que el próximo 14 de diciembre nos hermanemos con el Colegio de la Compañía de María, en un acto que se celebrará ante la Virgen de la O. Este será uno de los ejes que cobrará especial protagonismo durante los próximos cuatro años.

-¿Cómo nos definiría el hoy por hoy de la hermandad?

-Cuentas saneadas, paz social, perfecta armonía con la comunidad capuchina, con un guardián, Fr. Antonio Ruiz de Castroviejo, sensible a nuestras peticiones y un crecimiento del censo de hermanos y de nazarenos, son realidades que dan muestra de la madurez por la que atraviesa la hermandad. Las juntas que nos han precedido se han encargado de poner el listón muy alto. Los actos de la hermandad siempre se celebran con una gran solemnidad, cuidando hasta el más mínimo detalle y estas cosas los hermanos lo agradecen, pero detrás hay muchas horas de trabajo, de reuniones, de desvelos, de estudio, que afortunadamente encuentran su recompensa.

- ¿Cuál es el perfil de la junta de gobierno que le acompañará los próximos cuatro años?

-Repite una gran parte de la junta de gobierno que iba con Guillermo en la anterior. Hay una mayoría de gente joven, pero que atesora una gran experiencia, pues llevan muchos años en puestos de responsabilidad. También hay gente veterana que estoy seguro engranarán a la perfección con la juventud. Es una junta en la que están representadas familias defensionistas de toda la vida, en la que los hijos empiezan a ocupar los cargos de los padres, en un claro ejemplo de renovación

-¿Con qué objetivos o metas se conformaría llegar al final del mandato?

-Mantener la herencia que recogeré el próximo 17 de diciembre no será tarea fácil. La hermandad ha crecido de una forma impresionante en los últimos años gracias a la gestión y al trabajo de muchos hermanos y de los que me precedieron en el cargo. Quizá el reto que se presenta con el colegio de la Compañía de María sea una de las metas más importantes. El patrimonio también es importante, no sólo por lo que significa para la corporación, sino por lo que significa de trabajo e ingresos para muchas familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios