Jerez

"La falta de suelo para empresas es un drama que se une al de la crisis"

  • El edil afirma que "tenemos lo que tenemos, cerramos o nos podemos a trabajar y yo, prefiero trabajar"

-¿Qué es lo primero que piensa un delegado de Impulso Económico cuándo llega a una ciudad con 30.000 parados?

-Que el reto da miedo. La verdad es que uno se mete en esta historia quizá ya por el reto. Llevo una trayectoria profesional de más de 30 años en esta guerra con las empresas, con los trabajadores, con la Administración y cuando a uno lo llaman para prestar un servicio de este calibre lo primero que siente es verdadera satisfacción. Y, por otro lado, el gusanillo del reto, porque al fin y al cabo mi vida ha sido y es un completo reto, siempre resolviendo problemas, unas veces con éxito y otras sin tanto éxito. Pero bueno, esa es mi experiencia y enfrentarse a una ciudad con 30.000 parados es un problema pero no estamos solos. Creo que la ciudad tiene futuro, tiene madera, lo que hace falta montar lo que la alcaldesa ha montado y es un equipo. Es un equipo de gestión, de trabajo, de eficacia y con eso podemos sacar Jerez adelante. Porque en el fondo Jerez como ciudad antigua que es está muy bien ubicada. Yo que he dado Estructura Económica de España puedo decir, en mi época de profesor en la Escuela de Relaciones Laborales, puedo decir que Jerez es una ciudad envidiable. Posiblemente no hay tenido la gestión profesional que se merece una ciudad con 2.700 personas en el Ayuntamiento y con 200.000 habitantes.

-En rueda de prensa dijo que lo primero que iba a preguntarle a todo el mundo es '¿Qué va a hacer usted por Jerez?'. ¿Le ha dado tiempo a percibir ya hay gente que está dispuesta a hacer algo por Jerez?

-Si tuviésemos que hacer un balance inicial de la situación resulta que el pasivo es enormemente grande y el activo es enormemente pequeño. Pero en ese activo, lo que sí he podido ver y la gente me lo ha dicho, además, cuando yo me senté en esta casa el día 13 a las 8 de la mañana, lo que sí noté enseguida es que vino gente a decirme 'aquí estoy yo para lo que haga falta'. Luego ya me estaban diciendo que estaban dispuestos a colaborar y a trabajar. Y eso es lo que estoy notando en esta casa, gente dispuesta.

-La economía jerezana se basa principalmente en la construcción, servicios y turismo. ¿Qué se puede hacer para que no se destruya este empleo mientras se impulsan otros sectores?

-Aquí hay medidas de corto, medio y largo plazo, como suele ocurrir en cualquier tema económico. Hay una cuestión, tenemos el paro que es un tema que exige inmediatez. Tenemos medidas a corto plazo, pero no existen con una eficacia inmediata porque la economía no responde. La economía no responde con inmediatez, pero el paro es un problema de inmediatez. Entonces, el único sector que está funcionando en la ciudad es el turismo, ¿que está funcionando por debajo de su capacidad? Efectivamente. Pero es el único sector que está funcionando. La capacidad hotelera está en torno a casi el 60% lo que no quiere decir que no tengamos todavía recorrido; el aeropuerto está con un millón de pasajeros, cuando tiene capacidad para tres millones... Por lo tanto, lo que tenemos que hacer buscando esa inmediatez, es fomentar el turismo y el comercio de la ciudad a muy corto plazo. Y luego a medio y largo plazo ¿qué es lo que hay que montar? Pues las bases están montadas, se están poniendo, y son fundamentalmente el PTA, la Ciudad del Transporte y el Polo Aeronáutico, que yo he empezado a verlo ya de cerca y puede ser para Jerez un tema estratégico de primer orden.

-¿Qué expectativas hay en el caso del Polo Aeronáutico?

-Las autoridades con las que me he estado reuniendo están extraordinariamente ilusionadas en desarrollar el Parque Aeronáutico; hay empresas aeronáuticas que están preguntando, que están viniendo ya a ver cómo se pueden ubicar aquí. Y el efecto multiplicador que eso va a producir en la ciudad es importantísimo, tanto es así, que con mucho trabajo y suerte, y con algo de tiempo, podemos convertir el Polo Aeronáutico en una sector totalmente estratégico donde la movilidad de las empresas no está tan clara con en otros sitios. Porque el nivel tecnológico que exigen y desarrollan estas empresas no está al alcance digamos de países emergentes o de otro tipo de países. Por tanto, creo que podemos ganar ahí en duración en el tiempo y en estabilidad.

-¿Cree que el Parque Tecnológico Agroalimentatario necesita un nuevo impulso?

-En el PTA ya he tenido la primera reunión con la gerente y el pasado domingo por la tarde estuve por allí dándome una vuelta. Vamos a ampliarlo y a hacer una campaña de marketing total. El PTA no es solamente un parque para industrias agroalimentarias, es para industrias agroalimentarias que llevan el I+D+I, pero es que también empresas con I+D+I que no son agroalimentarias también tienen sitio en el PTA. Por tanto, estas instalaciones pueden ser son ya una realidad, pero lo vamos a impulsar con auténtico descaro e interés.

-¿También van a potenciar el resto de parque industriales y empresariales de la ciudad?

-Ahí hay temas por trabajar. En el fondo la estructura económica de Jerez simplemente está ahí, por lo tanto, es lo que tenemos que apoyar. Y este Ayuntamiento lo tiene muy claro es un Ayuntamiento básicamente empresarial porque la única medicina contra el paro es fomentar la actividad empresarial, no hay otra.

-¿Qué proyectos barajan para las pymes y comerciantes?

-Jerez básicamente, como España en general, es una economía de pequeñas y medianas empresas. Lo cual es importantísimo y merecen un tratamiento y cuidado especial y hasta una legislación muy especial. En Jerez hay que fomentar el comercio y proteger el comercio. Es cierto que el comerciante tiene que dar también un paso al frente, al comerciante no le vamos a pedir dinero pero sí le vamos a pedir profesionalidad, modernidad... Eso hay que pedírselo, eso tiene que darlo él. Eso forma parte de su cultura empresarial, eso lo tiene que hacer él. ¿Nosotros qué vamos a hacer por él? Vamos un poco a favorecer el escenario donde él desarrolla su actividad. Es decir, el centro hay que cuidarlo, el centro en un sentido amplio, el centro no es solamente la plaza del Arenal, la Corredera y la calle Larga, es eso evidentemente, pero es eso y mucho más. Está el casco histórico que es casi zona de guerra, da pena, se nos caído, y tenemos derecho a disfrutarlo pero tenemos la obligación de conservarlo también. La Ciudad del Flamenco está llamada a ser un poco el elemento motor del centro pero junto con otras actuaciones urbanísticas que hay que hacer en el centro. En la plaza del Arenal habría que revisar a los 'inquilinos' institucionales, revisar qué hacen y sentarse con ellos y otra actuación importante que habría que pensarse sería en la plaza Esteve para que los autobuses lleguen al centro, totalmente al centro. Tenemos el mercado que es un edificio bonito y oculto... En fin, ahí hay mucho tema y mucha discusión.

-¿Se pueden trabajar todos estos asuntos que a los que hace alusión con la situación financiera de las arcas municipales?

-Tenemos lo que tenemos, cerramos o nos ponemos a trabajar. Yo prefiero ponerme a trabajar porque no hay dinero evidentemente pero esta ciudad, aunque nos perdamos en la historia, ha tenido que pasar por momentos muy malos que ya tenemos olvidados. Desde luego, el Ayuntamiento no lo vamos a cerrar, la liquidación y cierre no se contempla en la Ley, por tanto, esto o lo arreglamos o lo arreglamos. No hay opción.

-Ha habido polémica por la llegada de grandes superficies en los últimos años a Jerez. ¿Cree que pueden convivir con el comercio tradicional?

-Cada uno tiene su sitio. Yo sí diría que creo que Jerez ya ha llegado al tope. Hay una palabra clave en economía que es 'equilibrio'. Es difícil saber dónde está el equilibrio de las cosas, pero es una palabra que está permanentemente en toda política económica. Creo que hemos llegado ya al tope con las grandes superficies, por lo menos a corto plazo hemos llegado. ¿Qué es lo que pasa? Que hemos desequilibrado el comercio de los pequeños y medianos empresarios. Así que ahora toca eso, pequeños y medianos empresarios, pero toca no aisladamente sino integrados en toda una política general de organización económica del sector. La organización económica del centro es turismo y comercio y actuaciones urbanísticas alrededor de estas dos grandes cuestiones.

-Para fomentar el comercio habrá que trabajar de la mano de las delegaciones de Seguridad, Movilidad...

-Para mí el Ayuntamiento es sólo una empresa, porque además es de lo único que sé. Es una empresa, y una empresa no son piezas independientes, son piezas integradas unas con otras. No concibo hacer lo que estoy diciendo nada más que pensando en mi delegación. Obligatoriamente tengo que pensar en los demás y los demás tendrán que pensar en mí y, por tanto, esto es un equipo. Además, es siempre la clave del discurso de la alcaldesa "somos un equipo". Por tanto, estemos pendientes los unos de los otros.

-La puesta en marcha de la ventanilla única para los empresarios, ¿será pronto una realidad?

-La ventanilla única debe ser nada más que el sitio en el que el empresario sienta lo que es una servicio integral de la Administración. Es decir, el empresario debe llegar a un sitio y encontrar canalizadas todas sus demandas burocráticas. Es un deseo antiguo, los empresarios lo están demandando, nosotros y este Ayuntamiento con la mentalidad empresarial que tiene lo tiene claro también: hay que agilizar los procesos y queremos asignarles a un emprendedor o a un empresario, sea pequeño o sea grande, cuando plantea temas relacionados con su empresa que tenga una especie de funcionario que sea gestor de ese asunto. Y que sea el que le mueva todo lo relacionado con el asunto concreto que está planteando. Es decir, que le maneje el tema de urbanismo, de sanidad y todos los temas que conciernen a la Administración para poder sacar adelante el proyecto. Esa en el fondo es la ventanilla única no la ventanilla en el sentido físico, sino la persona que le canaliza todo el desarrollo de su planteamiento, de su propuesta.

-Ha hablado de la necesidad de atraer inversiones y fomentar sectores como nuevas tecnologías, energías renovables... ¿Cómo se logra esto mientras que en otras localidades de la provincia hay empresas que están anunciando su marcha como ha pasado con Visteon?

-Tenemos un punto de partida francamente malo y es que tenemos un Ayuntamiento desorganizado, con espíritu de derrota o desanimado y financieramente bloqueado para el futuro. Ese es el punto de partida. Pero ¿qué es lo que tenemos también? Tenemos, por otro lado, una situación urbanística muy lamentable, esto ha sido una ciudad desproporcionada urbanísticamente. Pongamos por caso, por ejemplo, que el Ayuntamiento se ha empeñado en sacar adelante la junta de compensación más grande de España, la de Montealegre, 1.700.000 metros cuadrados y, en cambio, nos ha dejado simplemente 20.000 ó 30.000 metros cuadrados de suelo industrial urbanizado. Eso es de una desmadre y de una desproporción, de una desmesura sin límites. Pues eso es lo que tenemos 20.000 ó 30.000 metros cuadrados que están en el PTA y sobre eso es sobre lo que tenemos que empezar a trabajar. Por tanto, ¿posibilidades? Ampliación del PTA, estudiar la posibilidad de cambiar la utilización de terrenos adscritos al comercio y dedicarlos a la industria y evidentemente el sector estratégico por excelencia es donde esté el I+D+I. Eso es lo que tenemos que hacer, poner metros a funcionar y tenemos lista de espera sorprendentemente, pero el drama de que tenemos sólo 20.000 ó 30.000 metros cuadrados. Y ¿cómo sacamos esto adelante? Pues ahí andamos con la figura del agente urbanizador a ver cómo podemos ir resolviendo los temas. Pero para mí el verdadero drama de futuro no es solamente la situación financiera y organizativa del Ayuntamiento, sino que es que no tenemos sitio físico para ir ubicando a los empresarios. Además, sorprendentemente, el empresario de fuera tiene mucha esperanza en Jerez por lo bien ubicada que está.

-Esta semana, al menos, la ciudad ha recibido la noticia de la apertura de una nueva empresa, un factory de automoción.

-Bien, es una forma de organización de comercio, simplemente. Pues nada, bienvenida sea, porque por lo que he estado viendo eso puede revertir en una bajada de precios de la mercancía que venden, de los coches, con lo cuál no está nada mal.

-Por cierto, Zahav sigue pendiente de comenzar su actividad.

-Está ahí, por ahora está ahí. Va cumpliendo lo que va diciendo con cierto retraso. Pero Zahav va funcionando, está marchando. A nosotros nos gustaría que funcionara con más rapidez porque evidentemente el paro está ahí y los puestos de trabajo que ellos prometen es un tema muy interesante y el efecto multiplicador de inversión también es muy interesante. Nosotros a Zahav lo único que le pedimos es que cumplan los plazos, van retrasados, eso pasa en las mejores familias, pero queremos ver los resultados pronto, muy prontito.

-¿Qué espera lograr en estos cuatro años de gobierno?

-Por deformación profesional digo que se me ha dado un balance y el día que yo me vaya presentaré otro balance y espero que la diferencia entre el balance de entrada y el de salida sea positiva. Positiva no para mí sino para todo el mundo; pero por lo menos yo sí digo una cosa nosotros sí tenemos derecho, los que hemos entrado ahora en el gobierno, a que la gente no se olvide de cómo se nos ha entregado la ciudad. La memoria es frágil, pero tenemos ese derecho, y cuando salgamos, porque esto es un viaje en el que nos vamos alternando, podemos dejar un balance muchísimo mejor que el anterior, que eso es simplemente misión cumplida. Y el que venga detrás que lo mejore que es lo importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios