Jerez

Una de las familias desalojadas en San Juan de Dios vuelve a su casa

  • La mujer herida por la deflagración del jueves evoluciona favorablemente de sus quemaduras en la UCI del Virgen del Rocío

  • El Ayuntamiento culmina el cerramiento del inmueble afectado

Aspecto que presentaba ayer la vivienda, una vez que se habían tapiado las paredes derruidas por la explosión. Aspecto que presentaba ayer la vivienda, una vez que se habían tapiado las paredes derruidas por la explosión.

Aspecto que presentaba ayer la vivienda, una vez que se habían tapiado las paredes derruidas por la explosión. / pascual

La mujer de 35 años herida en una deflagración ocurrida en su casa de la barriada de San Juan de Dios evoluciona favorablemente de sus graves heridas en la UCI del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde fue trasladada desde Jerez pocas horas después del suceso. La alcaldesa, Mamen Sánchez, fue quien dio noticias en el día de ayer de su estado de salud, toda vez que se ha mantenido en contacto constante con los familiares de la afectada. La mujer continúa siendo tratada de las quemaduras que sufrió en el 50% de su cuerpo, en especial en brazos y piernas. Asimismo, a pesar de la potencia de la explosión, la mujer no sufre daños en órganos internos ni lesiones derivadas de la inhalación de humos.

Desde el Ayuntamiento se está trabajando en el asunto, tanto a través de Acción Social como a través de Emuvijesa, ya que Empresa Municipal de Vivienda es la propietaria del bloque donde se produjo el escape de gas y posterior deflagración. Como se recordará, la mujer fue la única afectada personal tras una explosión generada por un escape de gas cuyas causas aún no han trascendido. Los hechos ocurrieron en el Bajo C del bloque número 2 de la calle Hermano Adrián. Como consecuencia, durante la madrigada del jueves fueron desalojados todos los vecinos del ala del bloque en el que se había producido la explosión. Tras la inspección realizada por la mañana, Urbanismo decretó el desalojo preventivo de sólo dos familias: la que reside encima de la vivienda afectada y la que colinda con ella. Los técnicos de Urbanismo, tras dejar pasar un período de 24 horas, permitió ayer que los vecinos de la planta superior fueran realojados. Esta decisión no sorprende, toda vez que la misma mañana del suceso ya se indicó que no existían daños en la estructura ni se habían encontrado grietas. Los bomberos habían indicado que la bolsa de gas encontró una salida rápida en los muros exteriores del bajo, cuyos cascotes se desplazaron hasta cinco metros de distancia, todo un ejemplo de la potencia de la onda generada. Si la citada bolsa de gas se hubiese desplazado en otra dirección (por encontrarse en otra ubicación del inmueble) los daños habrían afectado a más zonas del bloque y las consecuencias personales, por consiguiente, mayores.

En la otra de las viviendas desalojadas, Urbanismo ha mantenido el precinto, pero éste se mantendrá sólo hasta que finalicen los trabajos de reparación. La cuadrilla que ha dispuesto el Ayuntamiento para esta labor está reconstruyendo los falsos techos de algunas dependencias y se prevé que la familia pueda volver a su residencia a principios de la próxima semana, descartándose cualquier otro daño de tipo estructural.

Asimismo, el Ayuntamiento trabajaba a lo largo del día de ayer en la reparación de ventanales y adecentamiento de los alrededores de la casa, consistentes principalmente en la retirada de los cascotes. Curiosamente, a escasos diez metros de la zona en la que se produjeron los hechos, la propia mañana del jueves había una cuadrilla municipal realizando tareas de desbroce en un pequeño descampado que se encuentra a la entrada de la barriada. También procederá el Ayuntamiento a realizar la reparación de una farola de la calle que se vio afectada por la deflagración. Por otro lado, la alcaldesa quiso ayer felicitar la labor de los trabajadores que están realizando estos trabajos. Recordó que la noche del jueves se mantuvieron hasta última hora culminando el cerramiento de la vivienda, una medida de seguridad para evitar el expolio de la vivienda. De la misma forma, con este fin se encontraba la Policía Local ayer realizando rondas de vigilancia junto al inmueble.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios