Urbanismo

Un faro llamado Riquelme

  • El Ayuntamiento proyecta convertir el palacio en un centro que recoja los atractivos de Jerez

  • El Centro de Interpretación del Vino iría a los Claustros

Una de las propuestas que el Consistorio tiene en mente para este espacio: Una de las propuestas que el Consistorio tiene en mente para este espacio:

Una de las propuestas que el Consistorio tiene en mente para este espacio:

El palacio Riquelme volverá a tener vida. Al menos así de claro lo tiene el Ayuntamiento, que ya ha dibujado en su mente y sobre los papeles cómo le gustaría o cree que debería ser en un futuro cercano este espacio olvidado de la plaza del Mercado. "Nos gustaría que fuera el faro que alumbre el centro histórico", asegura el delegado de Cultura, Francisco Camas.

En un principio se había planteado instalar allí el Centro de Interpretación del Vino, actuación pública que se financiaría con la Iniciativa Territorial Integrada, con fondos europeos ITI. "Pero finalmente será imposible porque las obras tendrían que estar concluidas antes de dos años y la inversión en las mismas es mucho mayor, por lo que debilita el proyecto en sí. Por lo que el Centro se presentará para que se haga en la parte de arriba de los Claustros de Santo Domingo", aseguró Camas a este Diario días atrás.

Los arquitectos municipales han desarrollado una serie de imágenes para este espacio "muy coqueto y algo pequeño, pero que quedará como un equipamiento más para la cultura en Jerez y cuyas obras meteremos en los presupuestos del próximo año. Podría ser también un enlace con el Museo Arqueológico".

Los dibujos muestran algunas de las opciones que se han barajado de cómo quedaría la obra arquitectónica del palacio dependiendo de su uso final, y los contenidos ya se desarrollarían próximamente. "Para este año no habrá inversiones, se contemplan para 2019", avanzó el delegado, que se mostró "muy ilusionado con el proyecto, que queremos alumbre la cultura de la ciudad y el centro histórico".

El arquitecto Ramón González de la Peña asegura que desde el Ayuntamiento "tenemos muy claro que hay que intervenir en Riquelme. Y trataremos de que sea posible en los presupuestos del año que viene y que se pueda poner en valor el edificio aunque vaya siendo con partidas, y darle un uso ligado al centro de información de los atractivos de la ciudad, aunque no está del todo definido. Un espacio en el que estén representados los referentes turísticos de la ciudad: flamenco, caballo..., y ligado a la actividad museísticas del Museo Arqueológico y del Flamenco, a modo de refuerzo de los usos institucionales del centro histórico".

Riquelme, del siglo XVI, que fue objeto años atrás de unas obras de consolidación para frenar al menos su progresivo deterioro, podría ser así un nuevo escenario para la cultura del siglo XXI, con el permiso, siempre, de los presupuestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios