Jerez

El gobierno local reclama volver a negociar la deuda municipal con Hacienda

La alcaldesa, María José García-Pelayo, y los ediles Agustín Muñoz y Jaime Espinar, durante un pleno.

La alcaldesa, María José García-Pelayo, y los ediles Agustín Muñoz y Jaime Espinar, durante un pleno. / Miguel Ángel González

El gobierno municipal reclama negociar un nuevo acuerdo con el Ministerio de Hacienda para tratar de reducir el importe que tendrá que abonar el año próximo en concepto de pago de amortizaciones e intereses de la deuda financiera del Ayuntamiento de Jerez. Esta afirmación la realiza escasas semanas después de haber cerrado una refinanciación del grueso del pasivo financiero que el Ayuntamiento jerezano mantiene con el fondo de ordenación, la línea de crédito habilitada por la administración central para las entidades locales con problemas financieros.

Según los datos apuntados por la alcaldesa, María José García-Pelayo, durante la presentación del cartel del calendario de eventos del año próximo, el Consistorio tendrá que reservar unos 18 millones de euros en el presupuesto del año próximo para atender estas obligaciones. Sin embargo, según la regidora, y a pesar de que esta cuantía se ha reducido ostensiblemente en virtud del acuerdo alcanzado a principios de mes —inicialmente debería haber abonado algo más de 49 millones de euros—, el importe sigue siendo elevado por lo que asegura que el Ayuntamiento “no tiene capacidad” suficiente para afrontarla.

De hecho, a tenor de lo apuntado por la regidora este lunes, aún no hay fecha para que el gobierno municipal presente un borrador con el presupuesto municipal para el año próximo, y eso a pesar de que en un pleno celebrado semanas atrás se asegurara que se estaba ultimando una propuesta contable que estaba a expensas únicamente del acuerdo con Hacienda. Ahora, en cambio, se apunta que se pretenden retomar los contactos con Hacienda para tratar de reducir esta cantidad de cara al año próximo y, de este modo, no tener que detraerla de otras partidas puesto que el importe del año pasado "no se ha negociado", según García-Pelayo.

A día de hoy, el Ayuntamiento continúa funcionando con el presupuesto que elaboró y aprobó el anterior ejecutivo socialista en octubre de 2022. En un principio, para este año en curso los gastos financieros aumentaban ostensiblemente —pasaban de los 11 a los 33 millones aproximadamente— ya que en este ejercicio se tenía que empezar a devolver el mayor préstamo que tiene en su pasivo, concretamente un crédito suscrito en 2021 con el que se refinanció buena parte de la deuda y cuyas primeras cuotas de amortización debían empezar a abonarse a ahora.

Dado que este ostensible aumento de los gastos financieros no solo afectaba a Jerez sino también a otras entidades locales, a finales de abril, la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno central acordó ofrecer una refinanciación de estos préstamos con el objetivo de darle una solución a medio y largo plazo a estas entidades. Para ello, aprobó en primer lugar un aplazamiento del pago de estas devoluciones, que debía hacerse en un principio en junio y se pasó a mediados de diciembre, y en segundo lugar abrió una línea de negociación con las entidades locales para alcanzar un acuerdo que, básicamente, es una refinanciación de los préstamos que tienen estos consistorios con el fondo de financiación.

Un acuerdo con Hacienda del que no se conocen los detalles

El pasado día 3, el gobierno municipal anunciaba un acuerdo con Hacienda donde se concretaba una modificación de las condiciones de devolución de estos préstamos para los próximos años. Eso sí, por el momento no se conocen los pormenores del acuerdo, a pesar de la solicitud realizada semanas atrás por este medio.

Ahora bien, de lo poco que ha trascendido es que en este año el Ayuntamiento tendrá que abonar antes del 15 de diciembre unos nueve millones de euros en concepto de devolución del principal préstamo. De hecho, en próximas semanas el ejecutivo tendrá que llevar a pleno una modificación presupuestaria para dotar de crédito a este gasto. Y, según lo apuntado este lunes por la alcaldesa, los gastos financieros subirán a 18 millones hasta el año próximo, un importe que aseguró que no pudo ser “negociado” con Hacienda, de ahí que justifique la reclamación de un nuevo acuerdo.

A cambio, el ejecutivo tendrá que incrementar los ingresos por la vía fiscal. Para ello, subirá el Impuesto de Construcciones levemente y tendrá que revisar el callejero fiscal para tratar de aumentar los ingresos por el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Además, se eliminarán las bonificaciones en el impuesto de circulación a los vehículos históricos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios