Jerez

Los impagos del Ayuntamiento llevan a Cojetusa a un "extremo insostenible"

  • La concesionaria de los autobuses denuncia que el gobierno local ya no abona fondos para gasto corriente, lo que se une a la 'deuda histórica' · Advierten de los "efectos negativos" a "muy corto plazo" en el servicio

Desde la dirección de Cojetusa, la concesionaria del transporte urbano, remitieron ayer una nota de prensa en la que denunciaron el "extremo insostenible" en el que se encuentra la empresa ante los reiterados impagos por parte del Ayuntamiento. En concreto, puntualizaron, el Consistorio jerezano adeuda "una cantidad equivalente a treinta meses de subvención". Esta deuda 'histórica', de unos 23 millones de euros, "procede de una época anterior y no es por tanto responsabilidad del actual equipo municipal", puntualizaron desde la cúpula de la firma, antes de asegurar que el compromiso del actual gobierno local pasaba por, al menos, abonar fondos para sufragar los gastos corrientes. Esto ha dejado de producirse desde principios de este año.

Una situación que ha llevado a la tesorería de la empresa, reconocieron, a un extremo "imposible de mantener". "El actual gobierno municipal -abundaron- se comprometió hace algo más de un año a aportar a Cojetusa los fondos necesarios para pagar los gastos corrientes; es decir, las cantidades necesarias para los pagos ordinarios al personal, proveedores, seguridad social e impuestos". "La única exigencia que planteó la empresa fue este pago de los gastos corrientes, aceptando incluso que el abono de la deuda histórica se realizara progresivamente a lo largo de la duración residual del contrato, pero desde primeros de este año el Ayuntamiento no ha continuado cumpliendo este compromiso", aseguraron en la nota de prensa.

Desde la empresa insistieron en que el Ayuntamiento "conoce la situación" y admitieron que la concesionaria "no tiene más fondos para cubrir los gastos corrientes; por tanto, no puede pagar gastos fuera de sus disponibilidades de tesorería, compuestas por los ingresos de los viajeros y las aportaciones municipales". En este sentido, desde la empresa lamentaron que esta situación "esté causando inconvenientes a sus trabajadores y a sus proveedores" y advirtieron de que "puede tener efectos negativos a muy corto plazo sobre el propio servicio".

Pese a todo lo anterior, recordaron, "Cojetusa se ha esforzado siempre en prestar un servicio de calidad, respetando sus obligaciones contractuales, a pesar del problema de la deuda del Ayuntamiento y de su coste". Al tiempo, los trabajadores de la empresa, en primer lugar, "han contribuido a esta normalidad del servicio, a pesar del retraso en el abono de la nómina de febrero y de no haber cobrado más que el 45% de la paga extra de marzo". El comité de empresa rehusó ayer hacer declaraciones hasta no reunirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios