Jerez

"Me sorprende el obispo, porque sólo la Junta invirtió en obras en Santiago"

  • La delegada territorial recuerda que Cultura destinó 2 millones al templo aunque es responsabilidad del Obispado mantenerlo

La delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Cristina Saucedo, aprovechó ayer su visita a Jerez para responder al obispo de la Diócesis, José Mazuelos, que días atrás criticó la actuación de la Junta en la rehabilitación de Santiago. La responsable de la Administración andaluza en la provincia aseguró estar "sorprendida por las declaraciones que ha hecho el obispo de Jerez porque tenemos que recordar que la Junta de Andalucía es la única institución que ha invertido y ha acometido obras en la iglesia de Santiago, obras que supusieron una inversión de cerca de dos millones de euros". En este sentido, recordó que en 2006 se hizo la contratación de una empresa que en 2009 presentó concurso de acreedores. "Nosotros hemos tenido que rescindir ese contrato pero estábamos a la espera de recibir un informe del consejo consultivo para poder rescindir ese contrato", detalló, añadiendo que "llegó en el mes de septiembre y, por tanto, no ha sido hasta entonces cuando no se ha podido romper el contrato con la empresa adjudicataria". Aún así, aclaró que hasta entonces "esas obras estaban ejecutadas al 90%, asegurándose la cubierta, que era lo que más urgencia tenía".

Tras crearse una plataforma ciudadana para recaudar fondos y mostrar el Ayuntamiento su disposición a ayudar en lo que sea posible, Saucedo reconoció que "bienvenida sea ahora esa colaboración institucional, porque hay que recordar que la iglesia de Santiago es un Bien de Interés Cultural y que la Ley de Patrimonio dice que esa inversión corresponde a cada uno de sus propietarios. La propiedad corresponde al Obispado y por eso bienvenida sea esa colaboración".

Por último, desmintió que el proyecto de la Junta hubiese quedado inacabado. "Es incierto que las obras se quedaran a la mitad. Cuando nos llegó el informe del consejo consultivo nos pusimos en contacto con el Obispado diciéndoles que estábamos dispuesto a terminar el proceso de seguridad del edificio, es decir, retirar las redes y la limpieza del edificio para poder abrirlo al público. El obispado rechazó esa opción y nos dijo que lo iba a abrir en solitario pero siempre recordando y poniendo en valor de esos 2 millones de euros invertido por la Consejería", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios