Jerez

El valor de los símbolos

  • La corona y el cetro lucirán en la ceremonia de la proclamación de Felipe VI

Una corona de plata sobredorada de aproximadamente un kilogramo y un bastón de mando convertido en cetro y recubierto de una rica filigrana y esmaltes verde azulados serán las joyas reales que acompañarán a Felipe VI en su proclamación, como ocurrió con su padre Juan Carlos I. Son los símbolos de la Monarquía por excelencia y el próximo día 19 estos atributos reales se convertirán en centro de atención de muchas cámaras que enfocarán al cojín granate bordado en oro que sostendrá ambas piezas durante la ceremonia solemne en el Congreso.

Hay muy pocas oportunidades de poder contemplar con detalle la corona y el cetro de los Reyes de España, que permanecen en la cámara acorazada del Palacio Real de Madrid, junto con manuscritos, relicarios y joyas.

La corona de plata dorada y terciopelo rojo data de los tiempos de Carlos III. Su autor fue el platero Fernando Velasco. Se concibió en principio para los funerales de los reyes. De ella sorprende su sencillez y austeridad. Su valor es toda la carga histórica y simbólica. Frente a la sobriedad de la corona, el cetro, que se puede fechar en la segunda mitad del siglo XVII, es una rica pieza de 68 centímetros de largo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios