Mundo

La última oportunidad para la paz

  • Los palestinos consideran que las conversaciones indirectas son el postrero intento para llegar a un acuerdo final en Oriente Próximo · El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, viaja a la región para reactivar el proceso

El negociador jefe palestino, Saeb Erekat, consideró ayer que las conversaciones indirectas propuestas por EEUU entre israelíes y palestinos serán el "último intento" para revivir el proceso de paz y llegar a un acuerdo final.

"La relación se ha deteriorado hasta el punto en que EEUU está intentando salvar este proceso de paz con el último intento. Éste será el último intento para ver si puede ser una herramienta para tomar decisiones entre palestinos e israelíes", declaró Erekat a la radio militar israelí.

El enviado de EEUU para Oriente Próximo, George Mitchell, mantuvo ayer un encuentro con el presidente palestino, Mahmud Abbas, tras reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para discutir sobre la reanudación de las conversaciones.

Ambas partes aceptaron la propuesta de conversaciones indirectas después de que el diálogo quedara suspendido en diciembre de 2008 tras la ofensiva militar israelí contra la Franja de Gaza. "Hoy el presidente Abbas entregará la respuesta escrita al senador Mitchell sobre nuestra aceptación de la propuesta de conversaciones indirectas", precisó Erekat.

El domingo, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) respaldó esta iniciativa después de que la Liga Árabe hiciera lo propio la semana pasada y diera cuatro meses de plazo. Abbas había reclamado una suspensión completa de las construcciones israelíes en los asentamientos judíos como condición para reanudar las conversaciones y rechazado la congelación parcial anunciada por Netanyahu en noviembre.

Mitchell, que lleva un año intentando desbloquear las conversaciones de paz, se reunió el domingo durante dos horas con Netanyahu en Jerusalén y y volvió a entrevistarse con él ayer.

Entretanto, el ministro de Defensa israelí y líder laborista, Ehud Barak, expresó la noche del domingo su deseo de que las conversaciones indirectas permitan llevar en último término a un acuerdo. "Espero que las conversaciones indirectas con los palestinos ayuden a avanzar en el proceso de paz de tal modo que faciliten las actuales negociaciones sobre los temas centrales y eventualmente lleven a un acuerdo", aseveró. "Ahora más que nunca, creo que es obligación de los dirigentes israelíes asegurarse de que no perdemos otra oportunidad, y esto significa voluntad para hacer algunas decisiones difíciles que requerirán el apoyo de todos los sectores del espectro político", previno, subrayando que "Abbas también tendrá que tomar algunas decisiones difíciles respecto a su propio pueblo".

Por su parte, el vicepresidente de EEUU Joe Biden llegó ayer a Israel en el marco de una gira regional destinada a reactivar el proceso de paz. Se trata de la más alta autoridad estadounidense que realiza una visita a Israel y los territorios palestinos desde que Barack Obama asumió la Presidencia. Biden exhortará a israelíes y palestinos a iniciar "negociaciones de proximidad", es decir, indirectas, bajo el patrocinio de su país.

EEUU considera insuficientes cuatro meses para lograr un acuerdo integral de paz, pero espera que las negociaciones indirectas sirvan para abordar problemas cruciales y encontrar soluciones entre las partes antes de debatir en conversaciones directas asuntos claves como el estatuto final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios