209 aniversario de Las Cortes de La Isla de León

Un 24 de Septiembre habituado a San Fernando

  • La fiesta repite su patrón de siempre: izado de la bandera y desfile, recreación del juramento, Feria de la Tapa... Eso sí, el espíritu de sus mejores años sigue latente

Mujeres ataviadas con trajes históricos ante la Iglesia Mayor. Mujeres ataviadas con trajes históricos ante la Iglesia Mayor.

Mujeres ataviadas con trajes históricos ante la Iglesia Mayor. / Román Ríos (San Fernando)

La fiesta del 24 de Septiembre sigue inmutable el mismo patrón cada año desde hace casi dos décadas que se viene celebrando en San Fernando. Despierta marcialmente con el izado de la bandera española que a modo de diana intenta sacar a los isleños de la cama. A esas horas todavía no son muchos en la calle pero sí los suficientes para aplaudir con ganas a los infantes de marina que desfilan con arrogancia por la plaza de la Iglesia. Y se apaga con los últimos estertores de los fuegos artificiales que se lanzan llegada la noche desde el entorno del Zaporito.

La jornada mantiene intacto el protagonismo de su faceta institucional, la que orbita durante la mañana en torno al Teatro de las Cortes –siempre el principal escenario de la conmemoración– y actualiza cada año el mensaje de un 24-S empeñado en hacer causa, en defender valores, en extrapolar a los retos de la actualidad lo que aquella jornada histórica supuso en su momento, como si hoy fuéramos capaces de ponernos de acuerdo como hicimos entonces...

El día de fiesta se colorea además con los trajes de época y las candorosas recreaciones históricas que forman ya parte del ADN de la jornada, como la escena del juramento de los diputados que se repite cada año a mediodía en la Iglesia Mayor Parroquial, donde el famoso cuadro de Casado del Alisal que está en el Congreso cobra vida de mano de los entusiastas mayores que forman parte de la asociación 24 de Septiembre después de su preceptivo paseo por el centro.

No falta la Feria de la Tapa en el Parque para reponer fuerzas y disfrutar de este día de fiesta que ha sabido encontrar su sitio y encajar en San Fernando desde aquel primer 24 de Septiembre que se celebró en el año 2001 sin saber muy bien cómo iba a salir la cosa... Y ya ven. Pero también se vieron las terrazas de la calle Real y sus inmediaciones completamente llenas y la gente que aprovecha siempre para pasear por el centro, para salir al encuentro de lo que ese 24 de Septiembre tiene que ofrecer.

La calle siempre ha sido una de las claves de la fiesta, aunque está claro –y resulta más que evidente– que la celebración dejó atrás ya sus años de gloria, aquellos anteriores y posteriores al Bicentenario de 2010 en los que se veían auténticas multitudes arropando la mañana de este día de fiesta. De hecho se vio más gente en el centro a media tarde. Cierto que la fecha ha tenido también este año sus eventos masivos durante el fin de semana previo, con el concierto y el musical infantil que se encargaron de calentar motores en la Alameda. Y es que, a pesar de la rutina en la que aparece haberse instalado, resulta innegable que el espíritu que espoleó los mejores años del 24 de Septiembre sigue ahí, latente...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios