Formación Profesional Austria busca estudiantes de FP de Cádiz para sus empresas

  • Talents for Europe facilita la preparación del examen del B1 de alemán y el acceso al sistema de formación dual austriaco durante dos años

Josef Missethon, gerente de Talents for Europe Josef Missethon, gerente de Talents for Europe

Josef Missethon, gerente de Talents for Europe / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 1

Las empresas austriacas buscan jóvenes gaditanos estudiantes de FP para formarse como aprendices en su sistema de sistema de formación. Este itinerario tiene una duración de tres años y cuenta con 260 especialidades. Se caracteriza por que los alumnos pasan el 80% de su periodo académico en una empresa y el 20% en un centro educativo o Berufschule.

Al final de este periodo, los estudiantes pueden presentarse al examen final de maestría –Meisterprüfung– en el área en el que se han formado, o realizar otro examen que les abre la posibilidad de los estudios superiores. Los resultados son evidentes: la tasa de paro juvenil austriaca se sitúa en el 8,4% frente al 45% con la que Andalucía cerró 2018, según la última Encuesta de Población Activa.

Pero este sistema se está encontrando con un grave problema: faltan aprendices. Ésa es la razón por la que Josef Missethon ha creado Talents for Europe, una organización que cuenta con el apoyo de la oficina comercial de la Embajada de Austria en España y que busca poner en contacto a empresas austriacas con jóvenes estudiantes o recién titulados de ciclos de grado medio o superior de Formación Profesional.

Missethon, que se desplazó a España para presentar su iniciativa en centros de formación de Sevilla y El Puerto de Santa María, critica la falta de facilidades en la Unión Europea para que los estudiantes de formación profesional se desplacen a otros países. “Es fácil para los universitarios gracias al programa Erasmus, pero no se ha logrado en la formación profesional”, sostiene.

Perfiles más demandados

Las empresas con las que Talents for Europe ha contactado demandan principalmente estudiantes de ciclos relacionados con la gastronomía, como cocina o servicios de restauración; soldadura; instalaciones eléctricas o de climatización; y tecnología o telecomunicaciones.

Para entrar en el sistema de formación dual hay que cumplir un requisito imprescindible: el idioma. “Si quieres ir a Austria es necesario hablar alemán”, sostiene el gerente Talents for Europe. Y el nivel requerido es al menos un B1.

La organización ofrece un programa de acompañamiento que incluye la intermediación para acceder a un programa de formación profesional reumenerado, el alojamiento durante los dos años de duración y la garantía de un puesto de trabajo en una empresa austriaca al término del periodo de aprendizaje por un coste de 2.700 euros. Esta tarifa también abarca un curso intensivo de alemán de 400 horas para preparar a los alumnos la obtención de un título oficial.

Josef Missethon, gerente de Talents for Europe. Josef Missethon, gerente de Talents for Europe.

Josef Missethon, gerente de Talents for Europe. / Juan Carlos Vázquez

En 2019, al ser el primer año del programa en España, aún no se ha decidido si las clases se impartirán en Cádiz o El Puerto de Santa María, que junto a Sevilla, serán las únicas sedes en Andalucía. El objetivo es cerrar el plazo de inscripción en mayo a través de su web para iniciar las clases de alemán en junio y que los alumnos viajen en noviembre a Austria para comenzar su itinerario formativo.

Los estudiantes que se incorporen sólo tendrían que hacer dos años de formación para obtener el título oficial de maestría, en vez de los tres que marca el sistema para los alumnos austriacos. “Y a diferencia del sistema español, las prácticas de la formación dual son remuneradas”, observa Josef Missethon. El salario neto mínimo asciende a 9.800 euros anuales, ascendiendo a 11.800 euros en el segundo año.

Con esta iniciativa, Josef Missethon busca replicar el éxito de Talente für Österreich, un programa que lanzó en 2015 para facilitar la integración de refugiados en plena ola migratoria que ha recibido entre otros reconocimientos, un premio de Naciones Unidas por su labor inclusiva. En colaboración con el Ayuntamiento de Trofaiach y el Gobierno regional de Steyr, el proyecto ofrece alojamiento a menores extranjeros no acompañados, y se centra en facilitarles el aprendizaje del alemán y una formación profesional enfocada al sector del turismo, la construcción o la administración de pequeñas y medianas empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios