Provincia de Cádiz

CCOO culpa a Ruiz y a Moresco del posible cierre de Suvipuerto

La plantilla de la empresa municipal Suvipuerto sigue tratando de buscar alguna solución que ponga fin a la dramática situación por la que atraviesa la sociedad, que tendrá que cerrar si las cuentas de este año no le cuadran a fecha de 31 de diciembre.

La portavoz y representante sindical de los trabajadores, Macarena Díaz, compareció ayer en rueda de prensa junto al secretario local de Comisiones Obreras, José Rodríguez, para dar a conocer algunas de las propuestas que se han trasladado al Ayuntamiento y a la presidencia de la empresa para tratar de evitar la liquidación.

José Rodríguez fue muy crítico con la gestión política que ha desembocado en esta situación, pero no culpó en exclusiva al Partido Andalucista (en cuyas manos estaba la gestión de Suvipuerto) sino que repartió las responsabilidades a partes iguales entre PP y PA. "Esta situación tiene dos protagonistas muy claros, Antonio Jesús Ruiz y el ex-alcalde Enrique Moresco", aseguró, para añadir que la mala situación de la empresa no es una cuestión de hace dos días, sino que se viene arrastrando desde el año 2008. "Cualquiera con dos dedos de frente hubiera tratado de solucionar este asunto mucho tiempo atrás, y no ahora, cuando además con la nueva ley la empresa tiene fecha de caducidad y está condenada a muerte". Para José Rodríguez, los trabajadores de Suvipuerto son ahora "los paganos" de esta mala gestión y aunque reconoció que "es complicado", se mostró dispuesto a no escatimar esfuerzos para evitar que finalmente se produzcan despidos. "Es una situación muy traumática para los que menos culpa tienen, por la irresponsabilidad de algunos", lamentó. Tampoco se explica Rodríguez que se haya esperado a estas fechas, a final de año y en puertas de las Navidades, para tratar de solucionar un asunto tan delicado.

Macarena Díaz, por su parte, explicó con respecto a la venta de la parcela de Caja de Aguas (en la que una cooperativa está interesada en hacer VPO) que tras la negativa de Urbanismo a permitir la construcción de las viviendas sin garajes, tal y como pretendían los promotores, se ha entregado una nueva propuesta al respecto. Según explicaron ayer desde Urbanismo, el informe técnico suaviza el número de plazas de aparcamiento basándose en que se trata de dos parcelas segregadas, pero no elimina totalmente la obligación de construir plazas de garaje, como pretendía la empresa interesada.

Por otro lado, y tras la reunión mantenida el martes con la presidenta de la empresa, Mariola Tocino; el consejero delegado, Javier Bolaños; y la gerente, Blanca Galán, la representante de los trabajadores detalló las propuestas que se les han planteado para tratar de salvar a la empresa. Para empezar, Macarena Díaz dijo que las cuentas que maneja la propia empresa son incluso más negativas que las previsiones que figuran en el informe externo para este año, ya que la auditoría cifra estas pérdidas previstas en 75.000 euros, mientras que en realidad parece que esta cifra se disparará hasta los 120.000 ó los 140.000 euros.

Entre las propuestas que ha aportado la plantilla figuran, por ejemplo, la posibilidad de vender una parcela propiedad de Suvipuerto a Impulsa, por un valor aproximado de 104.000 euros, la condonación de un préstamo ICO suscrito por la empresa por valor de 370.000 euros (de manera que sea el Ayuntamiento quien lo asuma, teniendo en cuenta que de todas formas deberá hacerlo si quiebra Suvipuerto) o la gestión conjunta de los aparcamientos junto al río de la mano de Impulsa. También proponen que Suvipuerto reciba un pago por los alquileres de locales de su propiedad de los que ahora disfrutan de forma gratuita algunas entidades vecinales o ludotecas.

Como ya se avanzó también, solicitan nuevas competencias además de las que ya ostentan, que son la gestión del registro de demandantes de viviendas y la gestión del parque municipal de VPO. Así, la plantilla sugiere encomiendas como la gestión del registro de solares, la certificación energética de edificios municipales o la puesta en marcha de una oficina de atención a las Emas, así como la elaboración de un plan municipal de Vivienda. Para mañana viernes se ha convocado una nueva reunión para seguir hablando de estas posibles soluciones.

Representantes de la plantilla también se reunieron el martes con el alcalde, Alfonso Candón, quien se mostró abierto a la negociación y se comprometió a tratar de salvar el máximo número de puestos de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios