Provincia de Cádiz

Dragados se embolsa 30 millones de beneficio rodeado de incertidumbres

  • La empresa puertorrealeña cerró 2007 con el mayor superávit y la segunda facturación más alta de su historia, pero atraviesa un inesperado bache por la cancelación del proyecto que garantizaba su actividad

Después de años de sucesivas satisfacciones y picos de actividad, Dragados Offshore ha vuelto al valle. Y lo ha hecho con sensaciones agridulces porque en medio año ha pasado de cerrar un ejercicio económico excelente a verse atrapada en un bache inesperado por la pérdida de uno de los contratos de mayor envergadura de su historia en la Bahía de Cádiz.

La compañía con sede en Puerto Real echó el telón al ejercicio 2007 con un volumen de negocio de 246,7 millones de euros, prácticamente el doble que un año antes y la segunda mayor cifra de la historia tras la de 2005 (256,1 millones). El impacto de esta gran facturación en el balance fue, lógicamente, importante, pero no más que los resultados financieros, que subieron un 447% como consecuencia de la obtención y cobro de dividendos de las filiales mexicanas, según explica la empresa en las cuentas presentadas al Registro Mercantil de Cádiz el pasado agosto. Consecuencia: el beneficio neto se disparó hasta los 30 millones, un 26% más que sólo doce meses antes.

Como también ocurriera hace tres años, la elevada facturación se debió a la confluencia de dos proyectos: la construcción e integración de la planta Adriatic LNG, una estructura offshore (mar adentro) de recepción y re-gasificación de gas natural licuado que se culminó este verano en San Roque y generó unos ingresos de 296 millones (distribuidos en tres años).

El segundo contrato que estaba en marcha era el MPF, un barco único preparado para perforar, procesar, almacenar y descargar crudo de forma simultánea -hasta ahora perforaban o procesamente, pero no ambas funciones a la vez-. Este proyecto tenía un valor total de 220 millones, y era uno de los más cuantiosos de los iban a pasar por el yard de Puerto Real. Sin embargo, las dificultades económicas y geográficas de la contratista, la noruega MPF Corp., complicaron su viabilidad y obligaron a Dragados Offshore a cancelar los trabajos y abrir negociaciones con la empresa nórdica para liquidar el contrato.

Esta obra estaba llamada a ser en la principal fuente de actividad de la planta durante todo el año, ya que la compañía sólo tiene en cartera otras dos: la participación en el proyecto Castor del grupo Dragados, un almacén submarino de gas frente a las costas de Castellón, cuyo presupuesto para este año es de sólo 1,3 millones de euros (de un total de casi cinco); y la construcción del segundo puente, valorado en 134.017.000 euros.

Esto significa que la actividad que Dragados Offshore tiene en marcha suma 139 millones, todos ellos concentrados en el mercado nacional. Esta cifra puede calificarse de "modesta" para las expectativas de la compañía al inicio del ejercicio porque la cancelación del MPF ha supuesto la pérdida del 61% de la cartera de pedidos.

Este hito negativo no aparece reflejado en las cuentas de la empresa -en el capítulo de incidencias posteriores al cierre- presentadas el pasado mes de agosto y, por ello, se asegura que "la producción está garantizada con los proyectos en cartera". También se afirma, y ratifican fuentes de la compañía, que "se está realizando una intensa campaña comercial", incluso con el objetivo de diversificar con "actividades complementarias" y de ampliar el ámbito geográfico. Pero ante el escenario de crisis mundial, y la posibilidad de que la llegada de nuevas obras pueda retrasarse, la clave ahora es si la la planta podría mantenerse con su bajo ritmo de trabajo actual (para algo más de 500 operarios y no más allá de 2009 o principios de 2010).

Al menos el futuro se intenta dibujar desde una posición sólida, ya que la compañía, dedicada a las construcciones marítimas, tiene unos ratios de endeudamiento, solvencia y tesorería muy positivos, así como de rentabilidad financiera, aunque este factor podría verse inevitablemente afectado por la actual caída bursátil y bancaria.

Estas buenas condiciones han permitido a la empresa establecer préstamos a la matriz y contratar imposiciones financieras a plazo en moneda extranjera, según detalla en su cuenta de resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios