Provincia de Cádiz

Ex trabajadores de Oset Andalucía reclaman el pago de sus nóminas

  • 14 empleados de la empresa han sido despedidos sin indemnización y con cuatro mensualidades pendientes de pago

Los ex trabajadores de la empresa Oset Andalucía SL han iniciado concentraciones a las puertas de una de las naves en las que trabajaban hasta hace apenas un mes, en el polígono Tres Caminos de Puerto Real. Han sido despedidos sin cobrar indemnización y con varias nóminas pendientes. Los hechos se remontan a 2010, coincidiendo con la caída de las ventas, ya que la empresa se dedicaba a la venta y suministro de materiales cerámicos para construcción. En octubre de ese año, la empresa planteó un expediente de regulación temporal de empleo, ERTE, por el que los empleados estaban un día a la semana en el desempleo. "Cada día de la semana uno de nosotros estábamos en el paro para abaratar costes: nos comimos gran parte de las prestaciones por desempleo y advertimos a la empresa de que tenía que cambiar de estrategia, porque preveíamos esto", explicaba Juan Luis Escribano, portavoz de los ex trabajadores.

En un principio el ERTE se planteó por un año, pero en octubre de 2011, se renovó por otro año más. En ese momento, la empresa planteó una reducción del 50% de jornada laboral para toda la plantilla, que los empleados denunciaron en el juzgado. Al mes siguiente ya dejaron de cobrar sus nóminas. La situación empeoró cuando el pasado 17 de marzo, la empresa fue precintada por la Seguridad Social ante los impagos. En ese momento los trabajadores se quedaron en la calle "sin ningún tipo de información por parte del empresario". 14 trabajadores de la plantilla de 17 empleados recibieron con fecha de 30 de abril, un burofax en el que se les informaba "que debido al precinto de la empresa, estaban todos despedidos".

Según el chiclanero Juan Caballero, gerente de la empresa, "se produjo un despido colectivo porque la empresa estaba precintada y ni siquiera podían entrar". Así, los ex trabajadores ya están en el paro, pero sin su indemnización correspondiente y sin las nóminas que se le adeudan. "Yo entiendo que los empleados quieran cobrar pero no puedo pintar el dinero; he perdido mi casa, un apartamento y tengo las naves embargadas".

Aunque trabajadores y empresarios apenas tienen contacto, el gerente de la empresa asegura haber presentado denuncias ante la Guardia Civil y Policía Nacional por amenazas y acoso. "Han provocado daños en un camión, acosan a mi mujer en su puesto de trabajo y además me insultan en las redes sociales", aseguró Caballero. Ahora los ex trabajadores están a la espera de conocer la sentencia de un pleito que mantienen abierto con la empresa, para poder cobrar la totalidad de las nóminas pendientes y su indemnización, y se niegan a acudir al Fondo de Garantía Social, Fogasa, tal y como les ha propuesto el empresario. Tres empleados que aún siguen trabajando "para liquidar la empresa", serán despedidos "en unos días".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios