Provincia de Cádiz

El trazado elegido por Fomento aleja la nueva autovía A-4 de la Sierra de Cádiz

  • Bornos, Espera, Puerto Serrano y varios pueblos de Sevilla critican que la futura vía Los Palacios-Jerez no se ajuste al corredor de la N-IV · El Gobierno ignora los informes técnicos y elige la opción menos valorada

El trazado del desdoble de la N-IV entre Los Palacios y Jerez aprobado de forma definitiva el martes por el Ministerio de Fomento aleja a los municipios de la Sierra de Cádiz de la nueva A-4, la Autovía del Sur, y, por tanto, de la principal radial de comunicación entre el centro y el sur de la Península. El perjuicio fue denunciado ayer por los alcaldes de Bornos (PP), Espera (IU) y Puerto Serrano (IU). "En vez de favorecer a una comarca tan deprimida como ésta, el Gobierno central la aparta aún más", lamentó el regidor espereño, Antonio Romero.

Los tres municipios gaditanos, junto a los ayuntamientos sevillanos de El Cuervo (IU-CA), Utrera (PA) y Marchena (PA), forman parte de una plataforma política y vecinal que durante el último año ha reclamado que el proyecto de desdoble se circunscriba a la actual N-IV, en lugar de optar por un recorrido que se separa de forma significativa de la carretera de doble sentido ahora en uso.

La alternativa 3A elegida por Fomento aprovecha el corredor de la N-IV desde Los Palacios hasta El Torbiscal, pero después discurre por el corredor de la A-471 (Chipiona-Sanlúcar-Lebrija), se aleja de la Sierra gaditana hasta pasar por Las Cabezas de San Juan y Lebrija, y vuelve al corredor de la N-IV cerca de El Cuervo hasta su culminación en Jerez.

Los alcaldes afectados entienden que la decisión del Ministerio acaba con un eje fundamental de comunicaciones y perjudica a las poblaciones que, históricamente, han vivido de él. Además, denuncian que Fomento no ha tenido en cuenta las consideraciones formuladas en los informes técnicos.

La Declaración de Impacto Ambiental de la infraestructura (DIA), publicada el 4 de agosto en el BOE, analiza las diversas propuestas existentes en función de criterios ambientales, económicos, territoriales y funcionales. Según el informe, la alternativa 3A, la elegida, "no es la mejor según ningún criterio y la segunda mejor, en el criterio territorial".

En contraposición, el estudio propone la opción1B, la que sigue el corredor actual de la N-IV, como "la más favorable en los criterios económico y territorial y la segunda mejor en el ambiental", y también la define también como la alternativa "más idónea".

"Tras el proceso de información pública", refleja la DIA, el promotor propone la alternativa 1A (similar a la 1B), "que considera ligeramente más favorable", y no descarta -"teniendo en cuenta otros criterios"- la 3A. El veredicto, sin embargo, termina decantándose por la alternativa 3A en su tramo más polémico, entre El Torbiscal y El Cuervo, sólo después de considerar aspectos "socioeconómicos y sociopolíticos" aportados por la Consejería de Transportes y Obras Públicas de la Junta, tal y como recoge el texto.

La plataforma de ayuntamientos, que ha defendido la elección "lógica" del trazado que discurre sobre la actual N-IV, considera que el Gobierno ha querido favorecer con su decisión las pretensiones de los ayuntamientos de Las Cabezas de San Juan y Lebrija, ambos gobernados por el PSOE, al reconducir el recorrido de la nueva infraestructura hacia la carretera autonómica A-471.

"La solución ha estado determinada por el empecinamiento brutal del PSOE andaluz en ahorrarse el dinero necesario para el arreglo de la A-471 trasladando hasta su área de influencia el trazado de la nueva autovía", declaró ayer el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez, a Europa Press.

Los alcaldes de Bornos, Espera y Puerto Serrano lamentaron que el Gobierno no haya tenido "sensibilidad" con el estado socioeconómico de la Sierra a la hora de diseñar una infraestructura de esta envergadura, y criticaron que tampoco "haya atendido a los criterios técnicos" reflejados en los informes. Según razonaron, el nuevo trazado aleja la conexión de la comarca con la A-4 hasta el cruce de la autopista en Las Cabezas, incrementa tiempos de desplazamientos que ya son elevados, y excluye a los municipios del interior de la ruta de transportes Algeciras-Madrid.

"Con decisiones así, y con los años de retraso que sufren todas las comunicaciones prometidas, como la Jerez-Antequera, los pueblos lo tenemos difícil para salir adelante", opinó el regidor de Bornos, Fernando García.

El presidente de la Mancomunidad de la Sierra, Alfonso Moscoso (PSOE), apuntó ayer que desconoce la polémica surgida en torno al trazado de la autovía.

Durante la tarde fue imposible contactar con representantes del Ministerio de Fomento.

Los alcaldes sevillanos contrarios al proyecto retomaron ayer sus movilizaciones, que llegaron a concretarse en un encierro y un corte de carretera, y acordaron un encuentro con el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, con el objetivo de analizar el último paso confirmado por la Administración sobre la A-4.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios