Constitución del nuevo Ayuntamiento de El Puerto 2019 Germán Beardo (PP) es investido alcalde con el apoyo de Ciudadanos en solitario

  • Vox no votó al candidato popular, que no consiguió la mayoría absoluta de la Corporación para su nombramiento

  • El Pleno extraordinario de investidura se vivió en un ambiente tranquilo y sin incidentes, en el auditorio Monasterio de San Miguel

Los nuevos ediles de la Corporación municipal de El Puerto, ayer en la foto de familia en el escenario del auditorio Municipal Monasterio de San Miguel. Los nuevos ediles de la Corporación municipal de El Puerto, ayer en la foto de familia en el escenario del auditorio Municipal Monasterio de San Miguel.

Los nuevos ediles de la Corporación municipal de El Puerto, ayer en la foto de familia en el escenario del auditorio Municipal Monasterio de San Miguel. / Andrés Mora

Con el auditorio abarrotado de público, fue investido este sábado, día 15, como nuevo alcalde de El Puerto el candidato del Partido Popular (PP) Germán Beardo Caro, con los votos a favor de PP y Ciudadanos, partido con el que alcanzó el pasado viernes un acuerdo para gobernar en coalición durante el mandato que ahora se inicia.

Aunque los populares consiguen recuperar la Alcaldía portuense tras cuatro años en la oposición, se han quedado a poca distancia de la mayoría absoluta, al obtener tan solo 11 votos de un total de 25. Finalmente, Vox no se sumó al pacto y se votó a sí mismo, privándoles en la investidura de la citada mayoría (13) que le hubieran dado sus dos concejales, y despejando a la vez una de las incógnitas que se mantenían para este pleno de constitución de la nueva Corporación Municipal de El Puerto.

El auditorio municipal Monasterio de San Miguel se quedó pequeño. El auditorio municipal Monasterio de San Miguel se quedó pequeño.

El auditorio municipal Monasterio de San Miguel se quedó pequeño. / Andrés Mora

Como se ha señalado, la sesión plenaria extraordinaria y solemne tuvo como marco el Auditorio Municipal Monasterio de San Miguel, que no está en su mejor momento debido a la falta de mantenimiento, y se desarrolló sin incidencias destacables, más allá de algunas anécdotas puntuales.

Eso sí, el lugar se quedó pequeño y mucho público se tuvo que quedar fuera, ya que el aforo del auditorio es bastante limitado para un acto de estas características. Y es que en esta ocasión no se pudo usar, como en la investidura del año 2015, el teatro municipal Pedro Muñoz Seca, al estar reservado para un acto cultural, que hubiera sido muy necesario ante la multitud que acudió al pleno de investidura.

En realidad, la sesión plenaria de ayer sábado fue muy diferente de aquella de hace 4 años, que se recuerda como intensa y vibrante, con continuas interrupciones por parte del público y momentos de tensión. En esta ocasión el Pleno extraordinario y solemne no se vivió con tanta carga emotiva, aunque tuvo momentos de agradecimientos, recuerdos y familiaridad, y uno de los episodios de más intensidad se produjo con los aplausos y vítores del público dirigidos al alcalde saliente David de la Encina y al edil que iba a ser investido, Germán Beardo, en el momento de la entrada de los 25 electos en el auditorio por mitad del pasillo, para ocupar los asientos reservados a la Corporación.

El momento del recuento de los votos para elegir al nuevo alcalde. El momento del recuento de los votos para elegir al nuevo alcalde.

El momento del recuento de los votos para elegir al nuevo alcalde. / Andrés Mora

Sobre el estrado se encontraba formada la mesa de edad que presidió la primera parte del Pleno de investidura, constituida por la concejala de mayor edad, Mari Carmen Lara, Javier Bello (el edil más joven) y el secretario municipal. La escena estaba exornada con varios centros de flores, presidida por el retrato del Rey, banderas de España, Andalucía y El Puerto, una imagen de la Virgen de los Milagros (Patrona de la ciudad) y en el otro lateral un retrato de Rafael Alberti como Alcalde Honorario y Perpetuo de El Puerto.

El secretario municipal fue leyendo los resultados de las elecciones municipales del 26 de mayo, el número total de votos emitidos y obtenidos por cada partido y los concejales que había correspondido a cada uno de los seis grupos con representación en esta nueva Corporación, en función de sus resultados.

Acto seguido, los electos procedieron a prestar juramento o promesa del cargo, de manera que los concejales fueron subiendo uno a uno y jurando y prometiendo ante una Biblia y una Constitución que se encontraban en sendos atriles en una mesa, detrás de un crucifijo. La mayoría de los 25 concejales utilizó la fórmula de “juro”, por la cual se decantaron 18 electos, entre ellos el portavoz de Vox, Juan Carlos Sanz, que juró “por Dios y por España”. Otros 7 concejales optaron por prometer, incluyendo variantes: “Sobre la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Andalucía”; “por imperativo legal”, como en el caso de Javier Botella (Unión Portuense) o Alejandro Gutiérrez (Adelante Andalucía); o “sin renunciar a los principios republicanos”, como José Luis Bueno, o Matilde Roselló, que prometió “por la igualdad y el feminismo”. Concejales y concejalas recibieron la imposición de la medalla por parte de Mari Carmen Lara.

El auditorio Monasterio de San Miguel se quedó pequeño ante la gran cantidad de público

Cabe señalar que dicha medalla, según se ha sabido posteriormente, tiene algunos desperfectos sobre la imagen de la Virgen y en otros lugares, que han producido polémica y sobre las cuales los concejales reclaman una explicación.

Una vez constituida la Corporación, a las 12:30 horas, se entró en el punto segundo de la sesión: el nombramiento del alcalde, en el que hubo un pequeño lapsus de Mari Carmen Lara al nombrar a Curro Martínez como candidato, pese a que había llegado a un acuerdo previo para dar sus dos votos a Germán Beardo. Finalmente, se aclaró la confusión y Curro Martínez (Cs) no presentó su candidatura, concurriendo como alcaldables Germán Beardo, David de la Encina, Juan Carlos Sanz, Alejandro Gutiérrez y Javier Botella.

Los concejales fueron llamados por orden alfabético para depositar el voto de su candidato en una urna y tras un recuento algo confuso, Germán Beardo fue proclamado alcalde, haciéndole entrega Lara del bastón de mando, que él mostró al auditorio, no sin antes fundirse en un abrazo con el secretario local de su partido Javier Bello. El nuevo alcalde, visiblemente emocionado, fue muy aplaudido por el público puesto en pie, donde se encontraban militantes del PP, concejales salientes de la Corporación, y altos cargos del partido, como Antonio Sanz, Teófila Martínez o Aurelio Sánchez, que ocuparon asientos en primera fila junto a varios mandos de Policía Nacional de la Comisaría de El Puerto y el intendente de Policía Local, Rafael Muñoz Leonisio.

Una vez nombrado el alcalde, este ocupó la mesa de presidencia junto a la interventora municipal y el secretario, dando paso Germán Beardo a los portavoces de los distintos grupos, que ofrecieron sus discursos de inicio de legislatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios