Sierra

La Guardia Civil detiene en Algar a una mujer que amenazó con matar a los agentes

  • La mujer trató de impedir que identificaran a su pareja, un vecino de Arcos, que se había desplazado a Algar y se encontraba cortando leña con un hacha en la vía pública

Agentes de la Guardia Civil frente al Ayuntamiento de Algar. Agentes de la Guardia Civil frente al Ayuntamiento de Algar.

Agentes de la Guardia Civil frente al Ayuntamiento de Algar.

La Guardia Civil de Cádiz ha detenido en Algar a una mujer como presunta autora de un delito de atentado contra los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones. La detenida intentó impedir que los guardias civiles identificaran a su pareja, un vecino de Arcos, que se había desplazado a Algar y se encontraba cortando leña con un hacha en la vía pública.

La actuación tuvo lugar sobre las 20:30 horas del pasado día 22, cuando la patrulla de servicio de Algar detectó que un individuo se encontraba en la vía pública cortando leña con un hacha.

Los guardias civiles procedieron a identificar a esta persona, al tener conocimiento de que se trataba de un vecino de Arcos, preguntándole por el motivo del desplazamiento y por el hecho de estar en la vía cortando leña con un hacha.

En ese momento salió de la vivienda una mujer de 47 años increpando a los agentes y dirigiéndose a estos con insultos y amenazas de muerte, intentando golpear a los guardias civiles y gritando que se encontraba embarazada y, que si le pasaba algo al bebé que esperaba, iba a matar a los guardias civiles y los iba a enterrar. Además de mostrar este comportamiento, la mujer avisó a sus hijas menores de edad para que salieran de la vivienda, animándolas a agredir a los agentes, llegándose a producir un altercado en el que incluso la pareja y una hija de la detenida le recriminaban a ésta su actitud.

Por todo esto, y tras comprobar que la mujer había sido denunciada en otras cinco ocasiones por no respetar las medidas dictadas al amparo del Real Decreto 463/2020, que regula los desplazamientos durante la vigencia del Estado de Alarma, se procedió a su detención como presunta autora de un delito de resistencia y desobediencia a los mandatos de los agentes de la autoridad, siendo además denunciada nuevamente por su presencia injustificada en la vía pública.

Las hijas menores de edad fueron trasladadas al domicilio paterno, y la pareja de la detenida fue denunciado por su desplazamiento injustificado y por estar realizando el corte de leña en la vía pública, interviniéndose el hacha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios