Provincia de Cádiz

PP y C's apoyan las demandas de los colegios concertados

  • Acusan a la Junta de proponer la eliminaciónde líneas en la concertada por cuestiones ideológicas

La enseñanza concertada de la provincia de Cádiz, junto con la del resto de Andalucía, ha hecho un frente común contra los planes de la Junta de cerrar algunas líneas educativas en estos centros para ampliar así la ratio de alumnos matriculados en los colegios públicos de cara a los próximos cursos escolares. La enseñanza concertada, que viene celebrando asambleas informativas en todos los centros, que está recogiendo firmas contra la propuesta de la Junta y que no descarta movilizaciones, ha logrado de momento el respaldo tanto del PP como de Ciudadanos a sus demandas. Así, el Partido Popular ha acusado a la Junta de "querer privatizar los centros concertados al descartar renovar los conciertos" actuales, mientras que Ciudadanos ha registrado una Proposición No de Ley en el Parlamento andaluz en la que pide al Gobierno que preside Susana Díaz que encare su propuesta de reducción de aulas "desde criterios objetivos y no ideológicos" ya que la enseñanza concerada, según este partido político, "no es subsidiaria sino complementaria".

Para Antonio Saldaña, secretario provincial del PP, "el Gobierno de Susana Díaz, escudándose en el descenso de la natalidad, quiere que los centros concertados vuelvan a ser centros privados con la consiguiente barrera económica que ello supone a la libertad de los padres de elegir la educación de sus hijos". Y añade que sólo en la provincia de Cádiz el 20% de los alumnos de infantil, primaria y secundaria cursan sus estudios en centros concertados, lo que supone que un total de 50.000 estudiantes gaditanos están matriculados en estos colegios. Saldaña anuncia que su grupo llevará al Parlamento una batería de iniciativas desde el PP para intentar frenar la estrategia del Gobierno de Susana Díaz "que ha querido echar más lecha al fuego creando una mayor incertidumbre ante el futuro de la escuela concertada", apunta el diputado autonómico.

Buena parte del argumentario del PP es asumido también por Ciudadanos, un partido político que defiende que la reducción de aulas para los cursos venideros "se tiene que hacer por criterios objetivos y no ideológicos" porque la educación concertada "también es un servicio público". En contraposición, desde estas siglas se defiende que los cierres de aulas se lleven a cabo "sólo en casos de demanda mínima" y que ello se decida "sólo por criterios objetivos y no por criterios ideológicos".

El partido que presiden Albert Rivera en España y el sanluqueño Juan Marín en Sanlúcar, ha presentado ya una iniciativa en el Parlamento andaluz en la que recuerda que, gracias a la presión de este partido, el presupuesto en Educación ha aumentado un 8% en Andalucía "y por tanto ahora no se pueden justificar los cierres de aulas ni en la enseñanza pública, ni en la concertada". "Podríamos haberlo entendido en estos años pasados, cuando había recortes, pero ahora estamos en la senda de crecimiento", reflexionan los dirigentes de Ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios