Provincia de Cádiz

La Policía Autonómica desmantela una lotería ilegal que se extendía por la Sierra

  • Los agentes intervienen en Arcos más de 51.000 boletos y 420 euros de 'El Numerito'

La Unidad de Policía adscrita a la Junta ha intervenido en una última operación realizada en Arcos un total de 51.380 boletos de una nueva lotería "ilegal" que se extendía por diversas localidades de la Sierra de Cádiz, y que se denominaba El Numerito. Los agentes también se han incautado de 420,45 euros en metálico en el momento de la actuación. Así lo dio a conocer ayer la Junta en un comunicado en el que precisó que la investigación se inició a mediados del pasado mes de noviembre, cuando se detectó la implantación de una nueva lotería ilegal en la Sierra que "estaba teniendo un gran auge entre el público". Los agentes iniciaron las pesquisas, que permitieron localizar e interceptar al organizador de este sorteo precisamente cuando realizaba la labor de entrega de los boletos a las personas que se dedican a su venta en la calle. Fue en ese momento, añadió el comunicado, cuando se le intervino todo el material y el dinero en metálico.

Este sorteo consistía en la venta de boletos de tres cifras al precio de un euro cada uno, siendo el premio a las tres cifras de 450 euros, a las dos cifras de 12 euros, y el reintegro a la última cifra. Se da la circunstancia de que la persona denunciada realizaba dos sorteos paralelos y ponía a la venta cada día 2.000 boletos, "lo que da idea de los importantes beneficios que obtenía tras la venta sobre todo porque, al carecer de autorización, no tributaba por esos ingresos ni estaba sujeto al preceptivo control fiscal", según detalló la Junta, que explicó además que las personas que vendían los boletos no percibían ningún tipo de prestación por el trabajo que realizaban, y únicamente recibían una "propina" cuando vendían algún boleto que resultaba premiado.

La elaboración de los boletos puestos a la venta era "prácticamente artesanal", ya que el organizador compraba en bazares o tiendas las tiras de números y luego, de forma manual, les ponía las fechas para los sorteos. También marcaba los boletos para saber que efectivamente eran los puestos a la venta por él. El material intervenido tenía previsto ser puesto a la venta entre los días 4 y 31 de diciembre en varias localidades de la Sierra. Una vez puestos en circulación los boletos tenían un valor de más de 51.000 euros.

Todos los boletos intervenidos y la documentación han sido ya remitidas a la Delegación del Gobierno para que el Servicio de Juegos y Espectáculos Públicos instruya el correspondiente expediente sancionador. El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Juan Luis Belizón, recordó ayer que el juego es "una actividad regulada por ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa. Los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego perjudican a los establecimientos que sí cumplen la legislación y constituyen una vulneración de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener estos locales", dijo.

Por otra parte, La Junta hizo ayer balance de las actuaciones de la Policía Autonómica en esta materia. El delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Juan Luis Belizón, explicó que, hasta el mes de octubre, se habían incautado en la provincia un total de 327.497 boletos de diversas loterías ilegales (OID, la Blanca, la Tira o FAMA), lo que supone el 50% del total de boletos de toda Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios