Provincia de Cádiz

Tensión y lluvia de insultos a Susana Díaz en su entrada al Ayuntamiento

  • Algo menos de un centenar de personas abucheó a la presidenta de la Junta

Momento de la algarada por la fugaz retención de uno de los manifestantes.

Momento de la algarada por la fugaz retención de uno de los manifestantes. / joaquín hernández kiki

Susana Díaz fue recibida con una lluvia de insultos a su entrada en el Ayuntamiento de Cádiz por menos de un centenar de personas (89, según la Policía) que pertenecían a diferentes colectivos que iban desde la Marea Blanca de la Sanidad a la Marea de los Pensionistas, el Movimiento contra la Exclusión Social o los sindicatos CGT y Autonomía Obrera. Primero fue el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, que acompañó su corto paseo hasta la entrada bajo el grito de "inútil". Cuando el coche de Susana Díaz llegó a la misma puerta detrás del cordón policial con vallas que separaban a los integrantes de la protesta del acceso a las dependencias municipales el griterío se redobló. Lo más agradable que pudo escuchar fue un "fuera de Cádiz" o "Díaz recorta cada día".

Previamente, Lorenzo Jiménez, un habitual de las protestas ante el Ayuntamiento e integrante del Movimiento contra la Exclusión, intentó traspasar el cordón policial, siendo sujetado por los agentes con las propias pancartas contra la presidenta que se habían instalado. Al ser derribado, se provocó una reacción de sus compañeros, que saltaron las vallas de plástico y, mientras algunos gritaban "represión policial", otros trataban de arrancarle de los policías que le retenían en una escena bastante confusa, sin que mediara violencia por ninguno de los dos lados. La situación hizo que la Policía pidiera refuerzos, lo que no hizo falta, ya que cuando Jiménez, en el tumulto, fue liberado, los manifestantes retrocedieron hasta detrás de la valla. A partir de ahí, se mantuvieron tranquilos durante las dos horas que duró la reunión entre la presidenta y el alcalde de Cádiz. Con algunas consignas aisladas, relacionadas con la corrupción, fue pasando el tiempo hasta el momento en que fugazmente salió la presidenta de la Junta y los manifestantes lanzaron una nueva salva de abucheos. Un miembro del Movimiento contra la Exclusión Social corrió hacia el coche con una mochila y fue interceptado por la Policía. Él sacó lo que había dentro de la mochila. "Papeles, quería darle papeles, información. ¿Desde cuándo es peligrosa la información?" En estos papeles se podía leer un manifiesto pidiendo planes de empleo para la ciudad. Fuentes de la Junta afirmaron que la presidenta hubiera estado dispuesta a hablar con los manifestantes, "pero no con esa actitud".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios