Provincia de Cádiz

Visteon, dispuesta a abrir un proceso de negociación con los trabajadores de Cádiz

  • Los interlocutores de Visteon se han comprometido también a reanudar la actividad en la planta, que tiene una plantilla de 396 trabajadores

La multinacional Visteon se ha mostrado esta tarde dispuesta a abrir un periodo de negociación con los trabajadores de su filial en El Puerto de Santa María (Cádiz) para abordar el cierre de la planta, según ha indicado el delegado de Empleo de la Junta de Andalucía, Juan Bouza.

Esta disposición, que será confirmada a principios de la semana que viene, ha sido la principal conclusión alcanzada en la reunión que esta tarde han mantenido en Sevilla responsables de la Consejería de Empleo y ejecutivos de la multinacional desplazados desde el Reino Unido.

En la reunión, los responsables ejecutivos de Visteon se han comprometido también a reanudar la actividad en la planta, que tiene una plantilla de 396 trabajadores y que estaba prácticamente paralizada desde hace una semana, cuando fue anunciado por sorpresa su cierre definitivo.

El delegado de Empleo en Cádiz ha explicado que durante la reunión, que ha durado dos horas y media, los ejecutivos de la multinacional han mostrado «abundante documentación» para dar explicaciones «largas y profundas» de la decisión del consejo de administración de la multinacional de cerrar la planta gaditana.

De su lado, los responsables de Empleo de la Junta de Andalucía les han exigido el cumplimiento «estricto» de la normativa laboral española y andaluza, que no permite «el cierre unilateral» de una empresa si no se abre antes un procedimiento administrativo y les han pedido que abran un proceso de negociación «que permita explorar alternativas satisfactorias para las partes».

Los representantes de Visteon han dicho que la empresa «está dispuesta» a abrir este periodo, una opción que se han comprometido a ratificar a comienzos de la próxima semana.

La Junta de Andalucía, según ha explicado Juan Bouza, se ha ofrecido a «facilitar» ese diálogo, que debe estar «supeditado» a que «la normalidad vuelva a la planta» y a que la empresa retome la actividad.

Juan Bouza ha explicado que «personalmente» mantiene «gran preocupación» sobre el cierre de esta planta dedicada a la fabricación de componentes electrónicos automovilísticos y ha apuntado que nadie puede pensar que «esto se va a arreglar en uno, dos o tres días». 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios