Provincia de Cádiz

Un inicio de campaña al ralentí

  • Reparto de propaganda, charlas, reuniones sectoriales y poco más. Los partidos parecen seguir la consigna de no atosigar en exceso al votante

No atosigar en exceso al votante. Esta parece la consigna que han asumido en la provincia de Cádiz los cuatro partidos que están llamados a repartirse los trece escaños (nueve al Congreso y cuatro al Senado) que se pondrán en liza por esta circunscripción dentro de dos semanas. Y, de momento, la campaña ha arrancado bajo esta consigna, al ralentí. Los candidatos están en la calle, sí, pero no se esperan actos de mucha pomposidad. Es como si a los políticos, a la vista de lo que ha sucedido en el Congreso en los últimos meses, les diera pudor hacer ruido a la hora de pedir el voto.

Por ello la agenda diaria de estas formaciones se limita a algún que otro reparto de propaganda electoral, alguna reunión sectorial o alguna que otra charla, bien con los militantes propios o bien con los medios de comunicación. Y poco más. Y eso fue por ejemplo lo que se vivió ayer en la provincia.

De estos cuatro partidos, el que llevó a cabo un acto algo más llamativo fue Unidos Podemos, primero porque lo llevó a cabo en plena plaza de Isaac Peral en El Puerto, segundo porque ello supuso el reencuentro de su cabeza de lista por Cádiz, Noelia Vera, con su localidad natal, y tercero porque el mismo contó con la presencia de Rafael Mayoral, secretario general de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de esta formación. Allí Unidos Podemos aprovechó para desgranar sus políticas en materia de vivienda y para advertir de no se conforman con adelantar al PSOE en escaños, como anuncian todas las encuestas. "También le vamos a ganar al PP", anunció Noelia Vera al tiempo que advertía a sus votantes de que no se fiaran de unos sondeos "que se inflan para que nos confiemos".

El protagonista ayer en la campaña de Ciudadanos fue Juan Marín, presidente del grupo de este partido en el Parlamento de Andalucía, quien recorrió varias calles y establecimientos de Puerto Real acompañado por el número dos de esta formación al Congreso, Agustín Paloma. Marín repitió su mismo mensaje de siempre, ese que dice que su partido está siendo una pieza clave para la gobernabilidad de Andalucía. Y ello lo unió a la idea de que Ciudadanos seguirá siendo esencial para la gobernabilidad de un país que, dijo, necesita un "cambio muy importante" para los próximos años.

También de paseo electoral estuvo ayer la cabeza de lista del PP por Cádiz, Teófila Martínez, a quien le tocó visitar Vejer. Acompañada por la número dos de este partido al Congreso, María José García-Pelayo, y del alcalde vejeriego y candidato al Senado, José Ortiz, la ex alcaldesa de Cádiz se reunió con colectivos de El Palmar y luego repartió propaganda por varias calles de Vejer. Teófila Martínez llamó la atención sobre el "mensaje del miedo" que está intentando inculcar la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en referencia a Podemos. Así, advirtió del doble mensaje de la líder del PSOE andaluz "que dice que su partido no ayudará a Podemos a gobernar en España cuando hace sólo un año le regaló varias alcaldías, entre ellas la de Cádiz".

Y el PSOE, por su parte, optó ayer por asemejar el cambio que quiere acometer en el país con el que, a juicio de este partido, ya vienen aplicando algunos de los regidores socialistas que llegaron al poder municipal hace doce meses. Por eso, la secretaria provincial del PSOE, Irene García, y el número tres al Congreso, Juan Carlos Campo, se trasladaron ayer hasta Rota, donde pusieron al alcalde de esta ciudad, Javier Ruiz Arana, como ejemplo de esos cambios en la forma de gobernar. "No hay más posibilidad de cambio que con la papeleta del PSOE", dijo García tras recordar los "cuatro años de tortura del Gobierno del PP".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios