formación Fomento de la afición al mar

La nueva aula flotante

  • La Fundación Aulamar atraca su buque escuela en la provincia para acercar la navegación a los sectores con más dificil acceso

Una nueva y verdadera aula flotante, para aprender a navegar, pero de verdad, para aficionarse al mar. Aulamar, una fundación sin ánimo de lucro, ha atracado su buque escuela en la provincia de Cádiz, donde tendrá su base a partir de ahora, y desde donde espera acercar la navegación a todos aquellos sectores que tengan más difícil acceso al mismo. Su velero, totalmente adaptado para personas con discapacidad, ya está dispuesto para embarcar .

Así lo explicaba Jesús Vicenti, responsable de comunicación, poco antes de navegar desde el puerto de Cádiz al de Puerto Sherry este viernes. "Estamos empezando como quien dice. Ya está todo preparado para ponerlo en marcha y tenemos algunos proyectos. Estamos en conversaciones con la Universidad de Cádiz, algunas asociaciones no gubernamentales, sobre todo de discapacitados, instituciones o algunas empresas", comentó. Y es que el barco, construido entre Bilbao y El Ferrol, es muy completo, "el sueño de unas personas muy vinculadas a la mar que hace doce años, a ejemplo de otro barco que hay en Inglaterra, decidieron emprender este proyecto para llevar la cultura del mar a la gente lejos de la costa, pero no solo lejos por geografía, sino por razones económicas o físicas".

De pesquero a bergantín goleta, el buque Gure Izar, de 39 metros de eslora y con capacidad para 32 personas, facilita la presencia de personas en silla de ruedas, cuidando que se permita su acceso a todos los lugares habilitados para los alumnos y cuenta con ascensores entre cubiertas. También se ha dotado a los equipos electrónicos de potenciadores de las señales visuales y de elementos sonoros que permitan la presencia de personas con discapacidades visuales o auditivas, e igualmente señalizaciones en sistema Braille.

Una de las primeras iniciativas que están preparando será unos campamentos náuticos de verano para niños de entre 14 y 18 años que durarán una semana. También están en conversaciones con la UCA para que el velero pueda ser servir para la formación de los universitarios de carreras relacionadas "porque puede ser un perfecto barco asociado", colaborar en algún acto del Bicentenario o incluso la posibilidad de alquilarlo a empresas privadas para cursos de liderazgo o trabajo en equipo.

Esta semana ha atracado en la provincia para quedarse, después de algunos años en el norte. Precisamente su capitana, Rosario Fernández, es de Chiclana. "Vamos a tener aquí nuestra base operativa porque en Cádiz puede cumplir mejor su cometido. Es una entrada al Mediterráneo, hay buen clima y las posibilidades comerciales son mejores", afirmó Vicenti. Aulamar espera fomentar y educar en la cultura del mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios