Primero de mayo Manifestación "especial" por la difícil situación económica

Seis mil personas piden empleo frente a la crisis en Cádiz

  • Los sindicatos llaman a la unión de los trabajadores para conservar sus derechos · Exigen a los empresarios que "estén a la altura" y al Gobierno que no ponga "medidas puntuales"

Organizadores y Policía Local coincidieron ayer. Alrededor de 6.000 personas (algunas menos al final de la manifestación) acudieron a la llamada de los sindicatos por el empleo, la inversión pública y la protección social frente a la crisis. UGT y CCOO pidieron ayer a los trabajadores que todos los días estén unidos como el Primero de Mayo, para seguir forzando al Gobierno a mantenerse firme y que actúe; y para exigir al mundo empresarial que no obstruya la negociación colectiva y se conserven los derechos conseguidos hasta ahora. Los líderes sindicales de la provincia, Pedro Custodio González (UGT) y Manuel Ruiz (CCOO) coincidieron en la importancia del día en una difícil situación y en una provincia "débil" cuyos trabajadores "ya están acostumbrados a moverse y a trabajar con crisis". Por eso quizás, esos trabajadores "no fallaron" y los sindicatos se mostraron muy contentos con la asistencia a la movilización. No sólo por ayer sino "porque Cádiz siempre responde".

Tal y como avanzó días atrás, el secretario provincial de CCOO repitió que en la jornada de ayer se terminaba un primer escenario de lucha. "Nos tendremos que sentar y comenzar un nuevo escenario donde no descartamos más medidas y movilizaciones si se traspasan unos límites", aseguró Ruiz. Unos límites que pasan por el no a la modificación del mercado laboral. "Se está hablando de que el despido se tiene que abaratar pero el despido ya es libre en nuestro país. Si no que se lo digan a los más de 157.000 trabajadores y trabajadoras de la provincia que engordan las listas del SAE", dijo su homólogo de UGT.

Pedro Custodio González apostó en su discurso por seguir protestando para que no haya lugar a esta situación "todos los días", "en los mismos puestos de trabajo, para luchar por nuestros derechos y no dar marcha atrás en lo conseguido". "Digamos no a la eventualidad, no a los accidentes laborales, no al abuso de los patronos, no al engaño y en definitiva no a la precariedad laboral", manifestó el líder de UGT.

Por su parte, Manuel Ruiz se centró en los convenios colectivos parados en la provincia y en que la banca y los empresarios asuman su responsabilidad en una crisis en la que "no están a la altura". "Ahora en época de vacas flacas quieren que el Estado les dé sin contraprestación", aseveró tras advertirle al Gobierno que no valen medidas puntuales: "Se están poniendo gotas de agua cuando hacen falta miles de litros".

Se refería a los distintos planes puestos en marcha por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Los sindicatos creen que se notarán algo "pero que no son las medidas que van a sacarnos de la crisis". Tienen esperanza, sin embargo, en que a partir de mayo empiece a mejorar la actividad económica, igual que con esperanza también ven la llegada del nuevo presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñan. La importancia de Navantia, después de hablarse de una bajada en los pedidos, también estuvo en sus palabras. "Es fundamental que está empresa dé luz a nuevos pedidos", afirmaron.

Representantes de partidos políticos, colectivos y asociaciones acompañaron a los numerosos rostros de la calle en la manifestación, como el ex presidente del comité de empresa de Delphi, Antonio Pina, o el secretario de comunicación de la Asociación Unificada de Guardia Civiles, Juan Antonio Delgado. Fueron muchos los cargos públicos de IU presentes. Su anterior y actual coordinador provincial, Antonio Roldán y Manuel Cárdenas, respectivamente, el parlamentario por Cádiz Ignacio García, o el parlamentario europeo y candidato a la reelección Willy Meyer.

Meyer puso a Cádiz como "ejemplo de lo que no se debe hacer". "Ha sido una provincia en la que se han practicado políticas erráticas, con un tejido industrial débil y una de las más castigadas por el desempleo", explicó. Desde Europa, el político gaditano intentará un cambio de estrategia, que la Unión Europea tenga una infraestructura de inversión pública y un pacto por el empleo. "Y Zapatero -señaló- que no se haga el loco porque él apostó por condicionar todo a la construcción residencial".

Por el Partido Socialista también asistieron el concejal de Cádiz y vicepresidente de la Diputación Federico Pérez Peralta o el parlamentario andaluz por Cádiz José Luis Blanco. Blanco reivindicó la importancia de este día "y este año más por la situación dramática que pasamos". "Esto exige el compromiso de todos, en primer lugar el de la administración que ya está trabajando para amortiguar los efectos de la crisis y sobre todo para defender a los colectivo más perjudicados", dijo, repitiendo así un mensaje ya de por sí repetido ayer: la crisis la debemos pagar todos por igual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios