Urbanismo Sanlúcar: Quejas contra la instalación de una “gasolinera” junto a El Picacho

  • Ecologistas en Acción respalda la oposición vecinal al proyecto planteado en la zona de la Rotonda del Tren.

Imagen retrospectiva de la zona donde está proyectada la instalación de venta de combustible al por menor.

Imagen retrospectiva de la zona donde está proyectada la instalación de venta de combustible al por menor.

Ecologistas en Acción ha hecho público su apoyo a los vecinos de la zona conocida como Cuatro Caminos que se oponen a la instalación de una “gasolinera” junto a las instalaciones deportivas de El Picacho. El cartel municipal relativo a la obra privada en cuestión indica concretamente “proyecto de instalación de lavado de vehículos y venta de combustible al por menor”.

Según destaca la ONG, la actuación autorizada por la Gerencia de Urbanismo en la Avenida Al-Ándalus a la altura de la Rotonda del Tren “ha provocado la inquietud y quejas del vecindario”, que está llevando a cabo una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma digital de peticiones change.org y cuenta con su “colaboración para tratar de impedir dicha instalación”.

Argumenta su rechazo afirmando, por un lado, que “se instalaría en una zona urbana residencial y de servicios ya afectada por la contaminación del tráfico”, con “una vivienda pegada”, “a menos de 50 metros” del recinto deportivo de El Picacho y cerca de “numerosas viviendas, una guardería y diversos comercios”.

El colectivo ecologista arguye, igualmente, que “las gasolineras provocan la contaminación de su entorno cercano” y “deben estar alejadas de las viviendas para proteger el derecho a la salud”. También aduce que la instalación proyectada “no es necesaria ni conveniente” porque “a poco más de 500 metros” hay una gasolinera.

A su juicio, “la tramitación del expediente ha sido jurídicamente defectuosa, ha ignorado información científica relevante, ha dado excesiva credibilidad al solicitante y no ha valorado correctamente el impacto sobre la salud de la instalación”. En este sentido, asevera que “la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), haciendo una interpretación forzada de la normativa general y de las normas urbanísticas, llega a la conclusión de que la parcela en cuestión puede considerarse una zona industrial y que, por tanto, en la misma sería legal instalar una gasolinera”. “Sin embargo, la realidad es que en la parcela, de solo 275 metros cuadrados, los únicos usos autorizados son el de lavadero de coches y un pequeño taller de automóviles”, añade al respecto. 

Ecologistas en Acción también critica “el informe favorable realizado por la Unidad de Movilidad del Ayuntamiento, a pesar de que el acceso es directo desde el viario y se efectúa desde una rotonda con una alta densidad de tráfico”.

“Durante el periodo de exposición pública del expediente se presentó un solo escrito de alegaciones por parte del vecino colindante en el que se indica que la gasolinera podría provocar el aumento de la contaminación del aire. La GMU desestimó las alegaciones basándose únicamente en el informe presentado por el solicitante de la licencia, al que dio completa credibilidad sin contrastarlo con ningún otro informe independiente”, ha explicado.

Según la organización ecologista, “algo parecido ocurre con el informe de la Consejería de Salud, que también considera viable la instalación de la gasolinera en base únicamente a la información aportada por el solicitante en el documento de valoración del impacto sobre la salud”. “No obstante, al final parece dudar de su propia decisión y condiciona la autorización a medidas correctoras a posteriori que convierten a los vecinos en cobayas”, sostiene.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios