Provincia de Cádiz

Un vecino de Barbate asegura que no sabe nada de su esposa desaparecida

  • El hombre sostiene que en abril dejó a la mujer en una autovía tras una discusión

No sabe nada de ella. Regresaban en automóvil desde Vigo hacia su domicilio de Barbate por la autovía Rías Baixas A-52, en la provincia de Pontevedra. Entonces discutieron y él detuvo el coche. Ella se bajó y echó a andar. Él se fue detrás. En el automóvil quedó solo el hijo de la pareja, de diez años de edad. Al poco, él volvió al vehículo, arrancó y se alejó de la zona. Un mes después, en Barbate, el hombre denunció la desaparición de su esposa. Le dijo a la Guardia Civil que no tenía noticias de ella desde que la última vez que la había visto, el pasado abril, en una cuneta. Estaba viva, aseguró el denunciante.

Un Juzgado de Vigo investiga desde entonces la desaparición de Ana María F.B., de 37 años de edad, natural de Vigo. Ella, su marido y su hijo habían ido a pasar unos días a esa ciudad, a visitar a la familia de la mujer. Su pista se pierde en el viaje de regreso.

Que no sabe nada de su esposa, que no tiene nada que ver con su desaparición, que estaba viva cuando la abandonó en una zona forestal tras una discusión presenciada por el hijo de ambos lo reiteró el pasado lunes el vecino de Barbate en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo. Ese Juzgado investiga el caso y allí fue conducido el marido de la desaparecida tras ser localizado en Barbate por la Guardia Civil y al no haber comparecido a una citación anterior, según ha publicado Faro de Vigo.

Ese periódico señala que el Juzgado decretó la libertad sin cargos del vecino de Barbate tras esa nueva declaración. También que el marido de Ana María figura como imputado en las diligencias previas abiertas para esclarecer lo ocurrido con su esposa, cuya pista se pierde el pasado 1 de abril en una zona boscosa de la A-52 entre las poblaciones pontevedresas de Ponteareas y A Cañiza.

La información indica que fue precisamente el niño quien contó a la Guardia Civil lo ocurrido en la autovía, la discusión de la pareja y cómo su padre regresó después solo al coche y se fueron del lugar sin su madre. Los hechos fueron admitidos después por el marido de la desaparecida. El hombre aseguró que no la agredió, que ella no quiso regresar con él y que la dejó en la cuneta de la autovía.

Las declaraciones del niño, testigo de excepción de lo ocurrido, permitieron el avance de la investigación. Su padre presentó la denuncia por la desaparición de su mujer en Barbate un mes después de los hechos.

El menor habría asegurado en sus manifestaciones que su progenitor, al regresar al coche, le dijo por dos veces que su mamá ya no volvería. Hasta la fecha, Ana María no ha sido localizada. No hay rastro de ella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios