Ciudad

“Los vecinos reclaman su derecho al descanso ante el descontrol de Beardo”

  • Unión Portuense insta al gobierno municipal a tomarse en serio tanto la seguridad de los ciudadanos como la contaminación acústica

Javier Botella, portavoz de la formación Unión Portuense.

Javier Botella, portavoz de la formación Unión Portuense.

El concejal de Unión Portuense Javier  Botella señala que ante la llegada del verano “no podemos repetir la imagen vergonzosa que presentamos el pasado año, con botellones descontrolados, vandalismo y destrozo de mobiliario”. El portavoz de la formación independiente considera que “en muchas ocasiones se deterioran incluso los parques infantiles recientemente instalados y, sobre todo, perturbando el descanso de los vecinos, ya sea con la actividad nocturna descontrolada o por los eventos musicales”.

Son varias las zonas de El Puerto en las que dependiendo de la dirección del viento una tarde tranquila o una noche de verano se convierten en un auténtico infierno. Para que esto suceda, es evidente que se tiene que estar vulnerando con creces los decibelios permitidos para dichos eventos, por lo que solicitamos que existan controles para delimitar si el volumen de la música cumple la normativa establecida y, de no ser así, que se exija la disminución del volumen bajo amenaza de la sanción correspondiente. Ya sea para el descanso de vecinos como para los propios usuarios, el volumen exagerado de la música es molesto o como mínimo innecesario”, insiste Botella.

Respecto a los parques infantiles, desde Unión Portuense consideran que “es una de las pocas banderas positivas que ha implementado este gobierno, pero debido al descontrol, la falta de seguridad y la falta de alternativas, estos se están convirtiendo en una zona de ocio nocturno para los jóvenes. Son ya muchos años escuchando las excusas sobre la falta de efectivos, ya sean de trabajadores que cierren los parques (aquellos parques infantiles que se encuentran dentro de parques) como la falta de efectivos policiales”.

Por todo ello, en el próximo pleno ordinario desde Unión Portuense instarán al gobierno de Beardo a controlar los decibelios en los establecimientos con eventos musicales y hacer cumplir la normativa bajo la sanción correspondiente, así como efectuar el cierre de los parques con especial atención a aquellos que dentro cuentan con parques infantiles y aumentar la vigilancia policial de los mismos.

Para Javier Botella “se debe actuar de manera integral de una vez, no solo implementado un control policial ajustado a las necesidades de la ciudad, sino ofreciendo alternativas a esa juventud. Y si este gobierno no tiene capacidad para asumir e implementar la seguridad y descanso necesarios, debería de dejar de promover indirectamente el llamado turismo de botellón, como hacen constantemente”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios