Cultura

Cante y violín, conductores de una propuesta más allá del flamenco

  • Sophia Quarenghi y Joaquín 'El Zambo' lideran un proyecto diferente que se presenta mañana en la Sala Compañía

La bailaora Marta de Troya, durante un ensayo con Sophia Quarenghi, Joaquín El Zambo y el resto de músicos. La bailaora Marta de Troya, durante un ensayo con Sophia Quarenghi, Joaquín El Zambo y el resto de músicos.

La bailaora Marta de Troya, durante un ensayo con Sophia Quarenghi, Joaquín El Zambo y el resto de músicos. / vanesa lobo

Joaquín 'El Zambo' y Sophia Quarenghi forman parte de dos mundos diferentes. Uno es anárquico, racial y cuyo cante ha crecido dentro de la tradición oral. Ella es metódica, disciplinada y cultivada bajo un prisma más estricto. Sin embargo, entre ambos existe una conexión desde 2015. Juntos participaron en el 'Curso de Enseñanza Flamenca de Tío José de Paula', para que, un año después, llevaran esa misma propuesta a las tablas de la peña, y de ahí a la Sala Compañía. Será una autoproducción (en la que han tenido que pagar hasta el alquiler de la sala) que se presenta este viernes a las 21 horas con el título de 'Flamenco más allá de la frontera'.

"A mí me propuso Sophia ayudarle en una idea que tenía, y al principio me dio miedo, porque yo soy semiprofesional y cantar solo con un violín, me imponía. Acepté y la verdad es que la experiencia me gustó. A partir de ahí hemos creado este espectáculo, que el viernes presentamos en la Compañía", explica Joaquín 'El Zambo'.

Atrevido y valiente, el cantaor jerezano reconoce que la experiencia "me ha servido para ser más estricto en algunas cosas" y sobre todo "me ha hecho tener una gran ilusión. El flamenco es el motivo para unirnos y bueno, la idea es que la gente lo vea porque creo ha quedado muy bien".

El trabajo musicológico es obra de Sophia Quarenghi. La violinista italo-suiza se instaló en Jerez hace años y desde entonces no ha parado de aportar capacidad creativa e interpretativa a muchos artistas. "Para mí es un honor y un orgullo trabajar con estos músicos y sobre todo con Joaquín, con el que he conectado muy bien. Cuando preparamos aquel recital en la peña salimos muy contentos y decidimos dar un paso más, y aquí está".

'Flamenco más allá de la frontera' es un recorrido musical de algo más de una hora en el que el violín y el cante llevan el peso del mismo, aunque sin olvidarse de otros elementos como la guitarra, la percusión, las palmas y el baile. "A mí el cante de Joaquín me llega, transmite y con eso, con esa chispa juego para montar este espectáculo", señala Sophia.

La base del montaje se cimenta en el recital ofrecido en el ciclo de Otoño de Tío José de Paula, "aunque hemos quitado algunas cosas", señala 'El Zambo'. En cambio se han incluido otros cantes como "colombianas y rumbas, que son muy bonitas y aquí en Jerez se escuchan poco, y también algunas cosas para el baile, como las alegrías".

"Lo que queremos es que sea dinámico, que la gente disfrute y no se despiste", asegura Sophia, al tiempo que Joaquín interrumpe diciendo: "La mente del artista tiene que ser abierta, no podemos quedarnos solo en soleá y seguiriyas. Cada uno tiene un metal y hay que saber utilizarlo. Mi hermano Luis nada más que abre la boca y te hiere, pero sólo hay uno, igual que Agujetas. Por eso digo que hay que evolucionar".

Pero el cambio más significativo es la introducción de la percusión, a cargo de Carlos Merino, y sobre todo del baile, que lo protagonizará la joven bailaora jerezana Marta de Troya. Completan el elenco las palmas de Luis Santiago y Moisés Peña. Las entradas costarán 10 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios