Cultura

Daniel Barenboim anuncia el traslado a enero de la gira del Divan 2014

  • El programa estival de conciertos se dividirá en dos o tres proyectos de duración más corta a lo largo del año

El maestro Daniel Barenboim aseguró ayer que "existe una razón muy profunda para la permanencia en Andalucía" de la orquesta Divan West-Eastern, al frente de la cual se pone en Sevilla desde 2002, y que este año sigue contando con una aportación de la Junta de Andalucía de 1,13 millones de euros. "Andalucía es el sitio más natural para un proyecto como éste", porque "no seríamos los mismos sin esos siete siglos de convivencia (de judíos y musulmanes), y Andalucía tampoco sería lo mismo sin esa presencia judía y musulmana", señaló el maestro, que cada año dirige aquí a jóvenes músicos israelíes, palestinos, de otros países de Oriente Medio y andaluces.

En conferencia de prensa posterior al último ensayo de la orquesta, Barenboim aseguró que, "cuando hay posibilidades económicas, se pueden hacer más cosas y, cuando no, hay que limitarse a lo esencial". Por eso, lo importante ahora es la reunión anual de jóvenes músicos en Sevilla y las escuelas de educación musical que la Fundación Barenboim-Said mantiene en los territorios palestinos ocupados.

Sobre el futuro de la orquesta y de la fundación, Barenboim dijo que es un asunto que "no va con la política, no es de derecha ni de izquierda, ni de delante o atrás", y que "España, a diferencia de otros países, tiene el deber de mantener un contacto muy estrecho con Medio Oriente".

Barenboim anunció que la orquesta, el año próximo, cambiará su actividad de verano a enero, y también su programa musical, ya que en enero próximo, en vez de programa sinfónico, hará el segundo acto de 'Tristán e Isolda', y que en vez de un solo proyecto de seis o siete semanas de duración pondrá en marcha dos o tres proyectos más cortos al año. Igualmente, apuntó que la Fundación Baremboin-Said, que creó con su amigo el intelectual palestino Edward Said poco antes de su muerte hace diez años, sumará sus esfuerzos con la de Elena Rostropovich, hija del mítico intérprete, que ha creado coros infantiles en países de Oriente Medio y quien ayer le acompañó en Sevilla.

En sus inicios, la Fundación Barenboim-Said y la orquesta llegó a contar con un presupuesto de tres millones de euros, de los que 2,5 eran aportados por la Junta andaluza, y esa cantidad se ha ido reduciendo hasta los 1,37 millones de euros, de los que la Junta sigue aportando 1,13 millones.

La Divan West-Eastern actuará hoy en el Central y mañana en el Maestranza de Sevilla, en el Palacio de Carlos V de Granada el sábado y posteriormente girará, como es habitual, por escenarios europeos como Salzburgo y Lucerna, interpretando obras de Verdi, Berlioz, Wagner y Beethoven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios