I Bienal de Cante de Jerez El cante ‘desde las entrañas’ y con claro acento femenino

  • María Vargas, Elu de Jerez y Dolores Agujetas encabezan el cartel del segundo espectáculo de la Bienal, que está dedicado a la mujer 

El cante ‘desde las entrañas’ y con claro acento femenino El cante ‘desde las entrañas’ y con claro acento femenino

El cante ‘desde las entrañas’ y con claro acento femenino

La mujer será protagonista esta noche del segundo de los espectáculos programados dentro de la I Bienal de Cante de Jerez, una cita que reunirá en el patio del Museo del Enganche de la Real Escuela (22.30 horas) a nombres ilustres femeninos del flamenco jerezano.

Desde mis entrañas’, como se denomina el montaje, contará con la participación de tres voces incontestables, cada una con personalidad propia, y todas compartiendo una premisa, la ortodoxia del cante.

María Vargas, cantaora sanluqueña pero muy vinculada siempre a Jerez (de hecho reside aquí), es la voz de la experiencia. Con más de 50 años dedicada al cante, acumula una trayectoria amplia, que le ha valido reconocimientos significativos como la Copa Jerez y el Premio Nacional de la Cátedra, entre otros.

A sus 72 años conserva la jondura de su quejío, y de cara a este “reencuentro”, como ella lo califica, con Jerez se muestra “encantada. Tengo la ilusión de una jovencita, pero también nervios, porque hace muchos años que no canto en esta tierra”, recalca. Aunque en los últimos meses ha actuado en ciudades como Sevilla, Almería o Madrid, María Vargas reconoce que “tenía muchas ganas de estar en Jerez, a la que siempre he estado muy ligada. Además, voy a compartir cartel con artistas como Elu de Jerez y Dolores Agujetas, que cantan muy bien”.

Para su vuelta, la sanluqueña tiene claro que hará “romeras, que es un cante que he hecho desde en mis discos, y bueno, las seguiriyas de mi padre, mis fandanguitos, en fin, un poco de todo”, afirma.

Al escenario se subirá también ‘Elu de Jerez’, otra artista de enorme personalidad y dotada de un metal arrollador. Elu, portadora del gen de los Salmonete, es decir, de una fuerza y una capacidad cantaora extraordinaria, retorna a Jerez, “encantada, porque hacía tiempo que no tenía la oportunidad de actuar”.

En concreto, desde que ofreció un recital en febrero de 2018 en la Peña Los Cernícalos, Elu no ha tenido oportunidades en su tierra. “Vengo con muchas ganas, y muy agradecida a Mario González que ha apostado por mí para esta gran cita del flamenco”.

Como muchos de los buenos aficionados, considera que la creación de la Bienal de Cante de Jerez “es un acierto, la tenía Sevilla, Málaga, ¿por qué no la iba a tener Jerez si esto es la cuna?”, asegura.

“Me hace ilusión estar, más aún con artistas como Dolores (Agujetas) y María, que son increíbles. Yo espero darlo todo, hacer mi recital, con Domingo Rubichi acompañándome, para poner mi granito de arena a este festival. Aunque no me llamen, el cante no se me ha olvidado, vengo con muchas ganas”.

La otra gran voz de esta cita será la de Dolores Agujetas. Hija del añorado Manuel de los Santos Pastor, ‘Agujetas’, Dolores conserva la naturalidad del cante, en una voz racial y capaz de causar sensaciones entre el público.

Pero el cartel de esta velada con nombre de mujer tendrá también dos protagonistas noveles, Alba Espert y Ana Crisman. La primera, guitarrista jerezana, que acaba de finalizar sus estudios en el Conservatorio Superior de Córdoba, ofrecerá un concierto solista donde rescatará piezas de ManoloSanlúcar, Sabicas, El Carbonero o José Luis Balao. “Para mí es un honor que me hayan llamado, es algo especial, tocar en mi tierra y en un evento como éste. Es el colofón a muchos meses de trabajo”, advierte.

El otro nombre propio es el de Ana Crisman, con su arpa flamenca. Inmersa en las semifinales de La Unión (donde participó ayer en la modalidad de instrumentista), la jerezana también está encantada de debutar en esta Bienal. Para este envite tiene previsto hacer “una soleá al arpa con falsetas de Morao, Moraíto Chico y Parrilla, que son las guitarras jerezanas que más me han inspirado”. No obstante, avanza que estrenará “una rondeña de Moraíto titulada 'Alameda Vieja' y que he adaptado para el arpa”.

El elenco artístico de esta noche lo completan Tía Yoya y Tía Curra, que llevarán el baile clásico de Santiago. También tenía previsto actuar Tía Salvaora, que por finalmente no estará por motivos personales. Junto a ellos, las palmas de José Rubichi y Javier Peña y la guitarra de Domingo Rubichi.

Las entradas para el público cuestan 15 euros, mientras que los miembros de la tarjeta Ikea Family, desempleados acreditando su situación y mayores de 65 años y menores de 8 años pagarán 12 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios