Cultura

La 'casa desnuda' de la pintora Magdalena Bachiller, en la Sala Cal

  • Se trata de una muestra comprendida dentro del ciclo 'Abierto por vacaciones'

La Sala Cal, sita en la calle Doctor Mercado, acogerá a la una de esta tarde la inauguración de una exposición de la pintora Magdalena Bachiller que permanecerá abierta al público hasta el próximo día 26 con el título 'La casa desnuda'. Se trata de veinte cuadros, casi todos en blanco y negro realizados en tinta china, aunque también hay un óleo, dos acuarelas y dos realizados al carbón. Todas las obras de esta muestra, comprendida dentro del ciclo 'Abierto por vacaciones', giran en torno a la arquitectura, los espacios arquitectónicos y los volúmenes. Según explica la artista, "venía trabajando desde hace años sobre el espacio. Este es un paso más de mi trayectoria pictórica que surgió a raiz de una experiencia real que he tenido: "Mi casa se estaba cayendo y en la obra me inspiró ver su estructura, vigas, cimientos... ver cómo la iban desnudando, tirando muros y cómo aparecían espacios nuevos, diferentes, con luces y sombras nuevas. Donde antes había luz, ahora a lo mejor había sombras. Se convierte en otro espacio distinto al que estaba habituada. Hay como un laberinto de luces".

No obstante, advierte de que "todo es muy simbólico, y lo que aparece en los cuadros no es mi casa. Mi casa ha sido la inspiración, pero he intentado de una manera simbólica contar esta experiencia, donde tiene mucha importancia la memoria, lo que era, lo que fue durante el procesoy lo que es ahora". En esta exposición lo que más domina es el dibujo, "algo que por norma siempre suelo hacer con tinta, acuarela o lápiz las pruebas, pero siempre parto del dibujo. El resultado, donde están mezclados el concepto de dibujo y pintura, es muy plástico, y también muy fotográfico, aunque esto último es algo que me he contrado pero que no he buscado a propósito". Pero lo que quiere resaltar sobre todo es que "he pintado muy libremente. Mi prioridad absoluta era que estuviese bien pintado y que fuera honesto. Que luego le guste o no a la gente eso ya no depende de mí. Lo que de mí depende es que sea una historia honrada y bien trabajada. Es un trabajo sin pretensiones pero honesto". También tiene prevista el próximo año una exposición en el Museo Cruz Herrera de La Línea, "donde voy a presentar una obra nueva aunque centrada también en la arquitectura".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios