Cultura

El secretario de Estado de Cultura defiende sus cuentas

  • José María Lasalle califica los presupuestos del ministerio de "responsables" y asegura que son "los posibles"

Los presupuestos de Cultura para este año son "los posibles y responsables" en la coyuntura actual, y tienen como objetivo garantizar el acceso de los ciudadanos a la cultura consagrado en la Constitución y "la equidad" por encima de intereses sectoriales. Así lo aseguró ayer el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, en una rueda de prensa en la que explicó las cuentas del departamento y aclaró que estamos en la transición hacia un nuevo modelo de financiación con más protagonismo social.

Los ejes de "equidad" y "realismo" han pilotado, según sus palabras, el ajuste presupuestario en las distintas partidas, de forma que la más afectada, con un 58,1 % menos es la propia Secretaría de Estado, y después el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (ICAA), con un 35,40 % de recorte. Sobre esta reducción del sector del cine, Lasalle afirmó que el Fondo de Protección a la Cinematografía dispondrá de 49 millones de euros, frente a los 76,78 del año pasado, y que para su dotación se ha tenido en cuenta la evolución de la ejecución de los presupuestos iniciales entre 2006 y 2011. Es decir, que "no es una cifra teórica, sino que se ha ajustado el Fondo a la media de ejecución del presupuesto en dicho periodo", pues, lamentó, hubo un "insuficiente nivel de ejecución" esos años. Así, en 2006 se presupuestaron 60 millones de euros y se ejecutaron 51; en 2007, la diferencia fue entre 66 millones y 53; en 2008, entre 85 y 56 millones; en 2009, de 88 millones a 60 millones; en 2010, de 76 millones a 62, y el año pasado de 76 a 53 millones.

En el orden de prioridades, lo primero ahora, según Lasalle, es atender a las ayudas a la amortización, es decir, a las deudas contraídas, que representan el 80 % de los 49 millones de dotación total del Fondo. Además, confirmó que se mantienen las partidas para los festivales de cine con 790.000 euros, frente al millón de 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios