Línea de fondo

Santiago Cordero

Santiago.cordero@jerez.es

El Príncipe de Bel Air

El triatleta Méntrida, orgullo español

EL actor y estrella de Hollywood Will Smith, tras una carrera muy prolífica, ha anunciado que la serie que le catapultó al estrellato en los noventa, El Príncipe de Bel Air, regresará a las pantallas 30 años después.

Diego Méntrida es un triatleta español que ocupó la pasada semana las portadas deportivas de los medios de comunicación cuando en el pasado Triatlón de Santander decidió pararse antes de meta para dejar pasar al británico James Teagle, quien unos metros antes se había equivocado de camino cuando iba tercero y justo por delante del español.

Ese gesto de deportividad e integridad personal fue elogiado por muchos e incluso el propio Will Smith subió un vídeo a las redes señalando que el comportamiento del triatleta español le había conmocionado hasta el punto de decir: "Me ha hecho llorar, eso es integridad".

Por su parte Diego Méntrida dijo al finalizar la carrera: "Por un error suyo, no me parecía justo que entrara yo tercero y él cuarto. A mi entender, él me había ganado donde tenía que ganarme, que es corriendo. Simplemente me paré y le dejé pasar, me pareció lo más justo".

Estoy seguro de que muchos habrán pensado por dentro "español tenía que ser el carajote ese y encima deja el pódium a un inglés", y  cuando imagino a muchos pensando eso, quiero decir muchos. Más aún cuando existe la justificación perfecta para cerebros alienados desde pequeños bajo las reglas del juego del capitalismo. "Si el inglés se ha equivocado, yo no tengo culpa", sería más o menos la excusa para tildar de tontolaba a Méntrida.

El sábado, en el Campeonato de España celebrado en Bilbao se volvieron a encontrar el español y el inglés. En este caso, Teagle volvió a ser tercero en la prueba, pero esperó tras la meta a que Diego cruzase la meta, lo que hizo en novena posición, a modo de homenaje y prueba de respeto hacia el español.

Qué sería de España si la educación, integridad y honradez mostrada por este triatleta fuera la manera normal de actuar. Qué sería de España con un rey íntegro. Con unos políticos honrados. Con una sociedad donde el respeto estuviera por encima de las ideas. Juan Carlos I, Felipe González (Chaves y cía.), Aznar (M.R. y cía.), Pujol & Family y cía. Aunque no hace falta irse uno tan lejos cuando en tu ciudad los políticos presumen de no ser condenados porque el delito está prescrito. Estoy seguro de que algunos de nuestros queridos políticos se aprovecharán del tontolaba Diego Méntrida y serán capaces de brindar por la integridad patria con una (o  dos o tres o las que hagan faltan) copa de amontillado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios