Línea de fondo

Santiago Cordero

Santiago.cordero@jerez.es

Reason why

Debemos encontrar nuestra propia motivación

EL título de este artículo hace referencia a un término habitual en el área del marketing o publicidad. Podríamos decir que cuando hacemos mención a reason why de un producto o servicio nos estamos refiriendo al motivo, el qué por el cual el consumidor encuentra beneficioso dicho producto. También podríamos decir que son las razones, los motivos, los ‘que’ llevan al consumidor en confiar y dar credibilidad en la marca (producto o servicio).

Trasladar esto al mundo del deporte profesional es más complicado, porque aquí sale a relucir la parte no racional de la persona. El aficionado en general y el forofo en particular se deja llevar por las emociones, no por las razones. Siguiendo con el paralelismo con el mundo del marketing y la publicidad, los forofos vendrían a ser como una persona golosa, que llega a la caja del supermercado para pagar su compra y allí, a escasos centímetros, ve su bolsa de snacks favorita, unas chocolatinas o gominolas. Su estómago se conecta con la amígdala del cerebro y sin razonamiento alguno, solo con el deseo a flor de piel, compra compulsivamente los Snacks, chocolatinas y gominolas sin pensar en su colesterol, su sobrepeso o cualquier otra contraindicación.

Pongamos un par de ejemplos al respecto. El F.C. Barcelona es un equipo en crisis, termina un ciclo glorioso liderado en el campo por Lionel Messi y encima tiene graves problemas económicos. El aficionado no está contento y busca culpables. Como salvador se ficha a un cule carismático como es Xavi Hernández. Los resultados no están saliendo y ya se empieza a desconfiar del propio Xavi. Si los aficionados y la prensa forofa utilizara el método de la reason why muy rápidamente se daría cuenta que la hornada de jugadores jóvenes que pertenecen al Barça tienen un futuro a medio plazo tremendo. Ansu Fati, Pedri, Gavi, Nico, Mingueza, Araujo, etc. lo tienen todo para en una o dos temporadas llevar al Barcelona al máximo nivel europeo. De hecho, no solo al Barça, sino a la propia selección española. Las razones y los motivos caen por su propio peso a pesar de los resultados negativos que este año está cosechando. La cuestión es que tanto directivos, normalmente más forofos que los ultras, afición y prensa sepan esperar que termine este proceso, este peregrinar por el desierto, lógico tras el final de la era Messi. Pero serán capaces o cualquier mal partido encenderá la espita de la decepción.

El segundo ejemplo es el del Atlético de Madrid, quien con ‘Cholo’ Simeone ha conseguido los mayores logros deportivos de toda su historia. Además, ha conseguido la estabilidad que necesitaba y ha alcanzado el estatus de equipo grande en Europa. Pues bien, esta temporada, el partido a partido (filosofía del ‘Cholo’ similar al del paso a paso de cualquier peregrino) no estaba siendo fructífera y ya se estaba pidiendo desde algunos sectores el cese de Simeone. El sábado pasado, tras ir perdiendo 0 a 2, el conjunto rojiblanco sacó todo su orgullo y potencial para acabar ganado 3 a 2 al Valencia en un partido épico. Tras el partido todos son ‘cholistas’ otra vez, pero en esta ocasión no por razones sino por las emociones del choque.

Lo que si parece evidente es que en nuestras vidas debemos ser capaces de encontrar nuestra propia reason why que nos permita creer y motivarnos para alcanzar nuestros objetivos y metas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios