No se alarmen los lectores, no voy a sacar a colación el archisabido tema del estado de la limpieza en Jerez. Coincido con mi amigo y admirado escritor Juan Manuel Sainz Peña: la culpa no es sólo de nuestro Ayuntamiento, ya conocemos el estado de las depauperadas arcas municipales. Los máximos culpables somos los ciudadanos que pensamos que las calles no son nuestras , cuando en realidad son de todos, incluyendo el incívico que, displicentemente, tira un papel al suelo mirando a la galería. Nuestros hogares están inmaculados, pero de puertas afuera que se preocupen los demás. Será nuestro carácter individualista.

No voy a hablar de eso voy a hablar del olor de Jerez en Septiembre Huele a mosto, huele a uva, huele a trabajo, a tradición, a recuerdos de cuando todo Jerez olía así en otoño. Pero aún hoy en día quedan bodegas en el núcleo urbano que nos evocan esos tiempos. Ya no viene la uva desde el campo al lagar en carros de mulos, ni en el tren de las antiguas bodegas, ahora vienen en modernos tractores, pero la visión alegre de esas escenas despiertan en nosotros recuerdos de esos añorados tiempos.

Hablando de uvas contemplo con satisfacción como cada día más nuestras bodegas están mirando más a las viñas. En otras regiones del mundo las cepas son casi tan importantes como la bodega. Mi impresión era que en nuestra industria vinícola era al contrario. Ahora amamos y mimamos más a nuestras cepas y consideramos a nuestra tierra albariza como la madre de nuestros vinos. Ojalá todos los jerezanos conozcamos a nuestros pagos y nos sintamos enraizados en ellos como las vides hunden sus raíces en la tierra.

Mientras tanto paseemos por Jerez. La cuesta de la Chaparra es un buen lugar para caminar y oler Jerez. Quien sabe, a lo mejor de esos embriagadores efluvios somos capaces dentro de unos años de reconocerlo convertido en un dorado fino, un contundente oloroso o en un misterioso palo cortado. Pudiera ser. Jerez tiene, a veces, esos misterios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios