Línea de fondo

Santiago Cordero

Santiago.cordero@jerez.es

La manita de Piqué y Cía

No aceptar los cambios te ancla en el pasado

CUANDO asistimos a un cambio de paradigma en cualquier ámbito suele darse un fuerte conflicto protagonizado por aquellos que se niegan a aceptar dicho cambio y los que se adaptan con facilidad a la nueva realidad. Hay una frase de nuestros padres que resume a la perfección el concepto de paradigma. Cuando les cuestionamos por qué tal cosa, tal comportamiento o tal situación es así, suelen sentenciar con "esto es así de toda la vida de dios". Es decir, no se cuestiona nada.

En el ámbito de la comunicación deportiva, pero es exportable para la comunicación en general, el avance tecnológico ha vuelto a crear un nuevo paradigma en el que tenemos que aprender a vivir. En los últimos días, hemos asistido a un debate absurdo por la presencia de Ibai Llanos en la presentación de Messi como nuevo jugador del PSG parisino. Juanma Castaño ha puesto el grito en el cielo porque los periodistas han sufrido una especie de veto a favor del popular 'streamer' español. Ibai es uno de esos charlatanes de internet, que lo mismo te comenta un videojuego, que te habla de música o te comenta un partido de fútbol. El caso es que multitud de jóvenes y no tan jóvenes le siguen a través de las plataformas de internet o redes en las que interactúa como 'creador de contenidos'.

Para ser claro y muy visual, Juanma Castaño sería un terraplanista de última generación que sigue defendiendo un modelo de comunicación que está desfasado. Mientras, Ibai Llanos vive y actúa sabiendo que la tierra es redonda. Antes, el periodista era el único nexo de unión entre los jugadores y la afición. La gente trabajaba y a mediodía o por la noche ponía la radio o la tele, donde el periodista ofrecía la información que consideraba oportuna. El nuevo modelo tiene a cada aficionado, si es joven más aún, con varias cuentas en redes sociales, plataformas de encuentro, teléfonos con vídeos y una serie de opciones tecnológicas que les permiten interactuar entre todos, jugadores y prensa incluidas, siendo capaz de generar debate, contenido y noticias.

En el terraplanismo, el periodista era el rey de la comunicación, ahora que sabemos que la tierra es casi redonda y gira alrededor del sol, el periodista, si es capaz de adaptarse, sería un comunicador de referencia, pero uno más, nunca un rey, la monarquía periodística terminó. Como mucho, el periodista o comunicador puede convertirse en un bufón de la corte actuando por distintos chiringuitos mediáticos.

Pero como en la mayoría de modelos sociales a los que nos adaptamos, siempre existirán aquellos aventajados o lúcidos que son capaces de aprovechar las posibilidades que el paradigma les ofrece. Los terraplanistas (que se aprovechaban) utilizaban su visión del mundo para enriquecerse. Ahora, en la comunicación deportiva son los propios deportistas los que se han dado cuenta de que no necesitan a la prensa para comunicarse con la afición, que ellos son capaces de dirigir su propia imagen. Hay muchos ejemplos, sobre todo en Estados Unidos, pero el ejemplo paradigmático en España es Gerard Pique, quien hace tiempo decidió avanzar y utilizar las nuevas formas de comunicación, al margen del periodismo tradicional. Ibai Llanos a quien no le quito ningún mérito, de hecho su buen hacer en comunicación le hace estar donde está, es un medio utilizado por Messi para limpiar su marcha del Barça. Aunque a Castaño no le guste, la mano de Piqué y Cía han tomado de momento la delantera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios