Los rusos vuelven a establecer confinamientos y la apertura en España al turismo inglés dispara los contagios sobre todo por la zona de Valencia. De seguro esta evolución y si llegará a nuestra ciudad, ¿trastornará esto las buenas previsiones de Navidad en Jerez? Todavía avanzamos con cierto temor y es que no podemos “lanzar cohetes al aire” como si la pesadilla del virus hubiera acabado ya. Observamos, de forma suave pero cierta, que las tasas mínimas de contagio se han alterado en los últimos días y lo que era casi insignificante ya se torna sospechoso y en aumento. Sabemos lo que nos jugamos si no paramos esta pandemia ya de una vez por todas.

Su persistencia es agotadora y no sería de recibo tener que dar marcha atrás en el camino recorrido. En parte no podemos hacer mucho más, salvo habernos vacunado y mantener la “tensión”. Es decir, mantener mucha cautela y respetar todas las medidas establecidas en cada momento y situación. Ahora bien, con una Navidad a la vuelta de la esquina donde se prevé una eclosión de desplazamientos al calor de nuestras zambombas ... ¿Qué podría ocurrir ?

Esta previsión pone de relieve que debemos calcular la evolución y su consecuente riesgo de empeorar la cifra de contagios, lo que podría acarrear una situación indeseada o no prevista pero en ningún momento descartada. Entendemos que la vida está para vivirla sopena de los que se fueron y que el instinto vital nos hace en muchas ocasiones ignorar la realidad y prescindir de las malas sensaciones , borrar los tiempos malos. Pero en el caso del virus , en el caso de la pandemia ocasionada por la Covid-19 a día de hoy no ha desaparecido y debemos mantener la cautela y en ningún caso permitir que la situación empeore. Queremos hacer nuestra vida normal, volver a esa vida que nos arrebató el dichoso coronavirus- Lis que podemos contarlo- pero sin bajar la guardia y vaya usté condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios