Provincia

El parque eólico marino 'Wikinger' empieza a suministrar energía

  • Iberdrola enlaza la subestación hecha en Navantia Puerto Real a la red eléctrica alemana

El parque 'Wikinger', con la subestación eléctrica construida en Puerto Real en primer plano. El parque 'Wikinger', con la subestación eléctrica construida en Puerto Real en primer plano.

El parque 'Wikinger', con la subestación eléctrica construida en Puerto Real en primer plano. / iberdrola

Iberdrola no ocultó ayer su satisfacción. El primer proyecto offshore de energía eólica marina que construía, el Wikinger, comenzaba a enviar energía a tierra. El enlace energético con la red eléctrica alemana, a la que se deriva la potencia que sale de los aerogeneradores, fue todo un éxito y, en él tiene mucho que decir el astillero de Navantia en Puerto Real, donde se fabricó íntegramente la subestación eléctrica, bautizada por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con el nombre de Andalucía. Este periódico pudo comprobar el pasado mes de mayo, en pleno Mar Báltico, a 40 kilómetros de la costa alemana, que la inmensa mole construida en el dique puertorrealeño esperaba que los molinos de viento hicieran su parte. Ayer, en la imagen que proporcionó Iberdrola del parque eólico marino, aún se mantenía el escudo de Puerto Real en la parte superior de esa estructura.

La compañía española de energía explicó en un comunicado que la instalación al completo ha sido construida durante los últimos 18 meses, con una inversión de 1.400 millones de euros. Aportará 350 megavatios (MW) de capacidad al sistema, capaces de suministrar energía renovable a unos 350.000 hogares, cuyo consumo equivale a más del 20% de la demanda de energía del Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, donde está situado el parque. Con esta puesta en marcha del parque Wikinger, explicó Iberdrola, se evitará la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año, "con lo que Iberdrola cumple los exigentes plazos previstos en su construcción, que ha sido especialmente compleja".

Iberdrola explicó que el proyecto en su conjunto ha creado 2.000 empleos

Ubicado frente a la costa noroeste de la isla alemana Rügen, el parque "reúne los principales ejes de la estrategia de Iberdrola, como son la fuerte apuesta inversora por el desarrollo de las energías renovables, la innovación tecnológica, el crecimiento internacional, el compromiso con la reducción de emisiones o la apertura de nuevos negocios y mercados a sus proveedores. Asimismo, ha supuesto un importante efecto tractor, ya que se han creado 2.000 empleos destinados a la construcción en el puerto de Mukran y en las fábricas donde se han construido todos sus componentes, tanto en Alemania como en España", indicó.

También detalló que en el desarrollo del proyecto Wikinger han participado empresas como la asturiana Windar, con la construcción de 280 pilotes de 40 metros de longitud, así como la danesa Bladt y la española Navantia, que han fabricado las 70 cimentaciones (jackets), o Adwen, que se ha encargado de las turbinas. Además, una de las infraestructuras clave de Wikinger ha sido la subestación marina, que va a ser utilizada conjuntamente por Iberdrola y 50Hertz, operador del sistema eléctrico alemán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios