Provincia

"El turismo de cruceros en la Bahía no está siendo explotado aún al 100%"

  • La delegada de BC Tours en Andalucía cree que las administraciones deben volcarse mucho más con esta industria y trabajar con las empresas de forma coordinada

Que un barco cargado con 6.000 turistas llegue al puerto de Cádiz debería ser recibido como una bendición en una tierra en la que, por desgracia, no abunda el empleo. Sin embargo, el gaditano a veces entiende esta situación como una suerte de "invasión" de su ciudad y no termina de aceptar la presencia de una multitud de visitantes paseando en grupo por las calles de Cádiz cualquier día de primavera y otoño, que además son las épocas en las que el resto del sector turístico vive horas bajas debido a la estacionalidad.

De esto sabe mucho Gema Rosso, directora de la empresa Baleares Consignatarios y delegada en Andalucía de BC Tours, empresa que trabaja desde hace años de la mano de los armadores para gestionar de manera fluida la presencia de cruceristas en la capital gaditana, organizando y cooordinando también las excursiones que estos turistas realizan a toda la provincia y también a destinos algo más alejados como Sevilla y Huelva.

El mito del éxodo de cruceristas hacia Sevilla es falso. La mayoría de ellos se quedan

Aproximadamente un centenar de personas relacionadas con el mundo empresarial de la provincia se dieron cita ayer en el patio del Vivero de Empresas del CEEI Bahía de Cádiz, en un desayuno coloquio organizado conjuntamente por el Grupo Joly y la entidad empresarial ubicada en El Puerto, que preside Carmen Romero.

La presidenta del CEEI fue la encargada de presentar a la ponente, destacando además la importancia de atender bien a un turismo cada vez más exigente. Esta ponencia se enmarcaba además dentro del proyecto e-AZUL, que pretende mejorar la capacitación y empleabilidad de trabajadores de las empresas del sector de turismo marítimo-costero de Cádiz y Murcia.

Gema Rosso, cuya empresa trabaja en el sector del turismo de cruceros desde hace 54 años, hizo un recorrido por las diferentes profesiones y responsabilidades que se necesitan para que este tipo de turismo sea una realidad, desde los astilleros donde se construyen los barcos hasta la industria hostelera y las empresas que se benefician en cada puerto y alrededores de la presencia de los turistas en ese destino.

En Cádiz, como destacó Rosso, la principal ventaja es la cercanía del puerto a la ciudad, lo que aporta originalidad a un destino de por sí muy variado y con muchas posibilidades a pocos kilómetros de distancia.

Tras una breve intervención inicial, el animado coloquio fue moderado por el periodista de Diario de Cádiz Joaquín Benítez, quien fue planteando algunas cuestiones y dando paso a las numerosas preguntas de los asistentes.

Una de las cuestiones que quedaron claras durante el encuentro fue que el turismo de cruceros, como reconoció la ponente, "no está aún siendo explotado en Cádiz al 100%. Para que eso fuera posible faltan por desarrollar infraestructuras ligadas al propio puerto, aunque la ponente apostó por convertir el puerto de Cádiz en un puerto base parcial, antes que en puerto base. Para esta segunda opción falta mucho camino aún por recorrer en cuestiones como la mejora de las infraestructuras tanto por vía aérea como por ferrocarril. Para ello sería necesario también contar con una terminal marítima mucho mayor, ya que la actual no tiene capacidad para atender al volumen de cruceristas que requiere un puerto base. "Es necesaria una apuesta seria por parte de las administraciones y las empresas. Debemos ser todos un equipo", dijo Gema Rosso.

Uno de los falsos mitos sobre el turismo de cruceros que desmintió la ponente fue que todos los cruceristas que llegan al puerto de Cádiz se marchan a Sevilla. "No es verdad. Antes sí ocurría, porque eran cruceros mucho más pequeños pero ahora, con barcos de más de 2.000 pasajeros, sólo un 5% de ellos optan por irse a Sevilla, mientras que el resto se queda entre Cádiz y Jerez".

En este sentido, la ponente también restó importancia a la polémica que se suele generar por la denominación del destino Cádiz como Sevilla-Cádiz. "¿Qué más da cómo lo vendamos?" -se preguntaba-, cuando en su opinión lo importante es que estos turistas se quedan en su mayoría en Cádiz y cuando a nivel internacional, el destino Sevilla es mucho más conocido "y tenemos que beneficiarnos de ello".

Una de las labores de los touroperadores es precisamente buscar excursiones atractivas que ofrecer a los turistas, que llegan deseosos de vivir experiencias nuevas y visitar instalaciones como las bodegas, por ejemplo. Hasta ahora son las bodegas jerezanas las más demandadas, aunque ya hay conversaciones y alguna experiencia incipiente con otras empresas de la Bahía, como Osborne, en El Puerto. Se trata, no obstante, de un procedimiento lento, porque la captación de estas empresas se tiene que realizar con mucha antelación y las mismas deben estar disponibles para adaptarse a los horarios y ritmos de los cruceristas, algo que no siempre ocurre. No obstante, el abanico de las excursiones y visitas cada vez es más amplio, abarcando ya hasta poblaciones de la Sierra o la Campiña y localidades como Vejer, Barbate o Conil.

Otra de las cuestiones que se pusieron sobre la mesa en el coloquio fue la cada vez mayor y mejor atención que se presta a las personas con diversidad funcional, con barcos y excursiones cada vez más accesibles.

En cuanto a la receptividad por parte de las empresas locales al turismo de cruceros, la responsable de BC Tours señaló que aún falta mucho trabajo por hacer, en cuestión por ejemplo de horarios a la hora de fomentar las compras en las ciudades de destino. "Muchos comerciantes no ven aún este potencial. Es algo que hay que ir trabajando. Tenemos que cuidar la industria de los cruceros y necesitamos la colaboración de las instituciones. Tenemos que trabajar todos unidos y el esfuerzo de todos debe girar sobre un mismo eje", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios