Salud y Bienestar

La mayor parte de las calorías ingeridas proceden de los cereales

  • Los hábitos nutricionales en España no presentan un buen balance energético.

El estudio científico Anibes (Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España) muestra que la población tiene actualmente un perfil de ingesta de energía desequilibrado, siendo el porcentaje de ácidos grasos monoinsaturados del 16, 8 %, de ácidos grasos saturados del 11,7 %, de ácidos grasos polinsaturados 6,6%, correspondiendo el 5,4 % ácidos grasos omega 6 y 0,6 % a ácidos grasos omega 3. La ingesta de proteínas supone un 16,8 % (por encima del límite recomendado), la de fibra un 1,4 %, y el alcohol un 1,9 % de la ingesta de energía total diaria de la población del estudio, desarrollado por la Fundación Española de la Nutrición que ha sido publicado recientemente en la revista Nutrients. Los cereales y derivados contribuyen a la ingesta calórica diaria en un 27,4%, estando incluidos en este grupo el pan (11,6%), la bollería y pastelería (6,8%), los granos y harinas (4,5%), la pasta (3,6%) y los cereales de desayuno y barritas de cereales (1,0%).

Tras los cereales, las carnes y derivados son los que más contribuyen a la ingesta calórica de los españoles (15,2%), incluyéndose en este grupo las carnes (9,2%), los embutidos y productos cárnicos (5,8 %) y las vísceras y despojos (0,1%). En tercer lugar se sitúan los aceites y grasas (12,3%), grupo que incluye al aceite de oliva (9,2%), otros aceites (1,7%) y mantequilla, margarina y mantecas (1,4%).

A continuación, se sitúan leche y productos lácteos, con una contribución a la ingesta calórica diaria de la población en España de un 11,8%, formando parte de este grupo la leche (5,0%), los quesos (3,0%), el yogurt y leches fermentadas (2,4%) y otros lácteos (1,5%). El grupo de las frutas contribuye en un 4,7, un 4,2% los precocinados y un 4 por ciento las verduras y hortalizas.

Los pescados y mariscos aportan un 3,6 por ciento, y los azúcares y dulces un 3,3 por ciento. En este grupo se encuentran integrados el chocolate (1,5%), el azúcar (1,4%), las mermeladas y otros (0,3%) y otros dulces (0,1%).

Las bebidas no alcohólicas aportan una contribución a la ingesta calórica de la alimentación diaria del 3,9 por ciento. Dentro de este grupo, los refrescos con azúcar aportan el 2,0 por ciento, los zumos y néctares el 1,3%, otras bebidas sin alcohol el 0,3%, los cafés e infusiones el 0,2 por ciento y las bebidas para deportistas el 0,1%.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios