Sociedad

Obama despenalizará el aborto

  • La decisión del nuevo presidente representa una victoria para los grupos defensores del derecho al aborto.

Comentarios 1

El presidente de EEUU, Barack Obama, firmará hoy una orden ejecutiva que elimina la prohibición impuesta por su predecesor, George W. Bush, al uso de fondos del Gobierno para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero.

Según informó hoy un alto funcionario de la Casa Blanca, que habló bajo la condición del anonimato, "será hoy. (Obama) firmará una orden ejecutiva".

La decisión del nuevo presidente representa una victoria para los grupos defensores del derecho al aborto.

La concesión o no de fondos gubernamentales a los grupos pro aborto en el exterior ha sido un asunto contencioso en las últimas administraciones, que los han autorizado durante mandatos demócratas y prohibido durante los republicanos.

Esta prohibición, que se conoce como "la política de la Ciudad de México", porque se anunció en una conferencia de la ONU celebrada en allí en 1984, representó una de las piedras angulares de la política social de Ronald Reagan.

Bill Clinton la abolió durante su mandato (1993-2001) y fue abrazada de nuevo por George W. Bush, en una de sus primeras iniciativas como presidente.

La medida también se conoce entre sus críticos como "la regla de la callada" porque también prohíbe la concesión de fondos a grupos que defiendan o ejerzan presión para liberalizar el aborto.

Los críticos consideran que esa prohibición infringe el derecho constitucional a la libertad de expresión.

Washington destina cerca de 400 millones de dólares en asistencia a la planificación familiar en 53 países, según los datos de la Agencia de Cooperación Internacional de EEUU (USAID).

Los críticos de la "política de la Ciudad de México" alegan que las restricciones han limitado sobremanera la financiación de grupos humanitarios que ofrecen servicios de planificación familiar y de salud, y lo que acaban causando es que las mujeres recurran a abortos ilegales y en condiciones poco seguras.

Los defensores de la medida niegan que haya causado un aumento de los abortos ilegales en el exterior.

Los obispos piden a Obama que no firme nuevas leyes sobre el aborto

Los obispos de EEUU están "preocupados" por el apoyo del nuevo presidente, Barack Obama, al derecho al aborto y le piden que no firme leyes sobre el aborto "más radicales" que la actual, según afirmó hoy el prelado de Orlando, Thomas Gerard Wenski, en declaraciones a Radio Vaticano.

"Los obispos y otras personas de EEUU están muy preocupados por el decisivo apoyo de Obama al derecho al aborto. Algunas de sus promesas electores han causado preocupación, ante el temor de que algunas de las limitaciones al aborto existentes sean canceladas por un Congreso que sea mayormente favorable a ese derecho de elección y por un presidente favorable al aborto", dijo el prelado.

Wenski señaló que los obispos estadounidenses están intentando convencer a los ciudadanos para que hablen con los representantes del Congreso y se opongan a cualquier iniciativa que tienda a ampliar el derecho al aborto.

El obispo agregó que en Estados Unidos las normas que regulan el aborto son mucho más liberales que las existentes en Europa y subrayó que, tras una sentencia de 1973, "es posible que una mujer pueda abortar hasta minutos antes del nacimiento natural del niño".

El Obispo de Orlando insistió en su preocupación por el hecho de que "ideólogos pro abortistas" puedan prevalecer en el Congreso estadounidense y presentar a Obama una propuesta de ley "más radical".

"Deseamos que ello no ocurra, pero si fuera así esperamos poder convencerle a no firmarla", subrayó el obispo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios