Patrimonio cultural de Sevilla

La Torre del Oro de Sevilla cumple 800 años: te contamos su historia oculta

La Torre del Oro es uno de los monumentos más emblemáticos de Sevilla La Torre del Oro es uno de los monumentos más emblemáticos de Sevilla

La Torre del Oro es uno de los monumentos más emblemáticos de Sevilla / BuendíaTours

La Torre del Oro constituye, junto con la Giralda, uno de los símbolos más representativos de la capital hispalense. Este miércoles pasado ha cumplido 800 años como vigía de Sevilla y para celebrarlo hemos de homenajearla recordando su historia y algunas curiosidades de ella que a lo mejor no sabías.

Situada en el margen izquierdo del río Guadalquivir y junto a la plaza de toros de la Maestranza es uno de los monumentos protegidos como bien de interés cultural más visitados de la ciudad. 

Parte de una muralla

Esta torre fue construida entre 1220 y febrero de 1221 por orden del gobernador almohade Abù-I-Ulà a orillas del Guadalquivir para rematar el tramo de muralla que, durante el periodo almohade, conectaba el antiguo recinto fortificado del que nace el actual conjunto palaciego de los Reales Alcázares, declarado Patrimonio Mundial, con el propio río.

Dicho tramo de muralla contaba con varias torres, cuyo número de lados aumentaba en progresión aritmética con relación a su proximidad al río, contando la Torre del Oro con 12 lados como fortificación más cercana al Guadalquivir.

No es tan alta como parece

La Torre del Oro mide exactamente 36,75 metros de altura, que se quedan un poco cortos ante los 94,69 metros de la Giralda.

Aunque parezcan pocos, si quieres subir hasta arriba tendrás que hacerlo andando y es ahí donde no parece tan pequeña. Tiene dos plantas visitables y una terraza panorámica.

Torre ¿del Oro?

La llamamos Torre del Oro, pero no porque esté construida por este material, sino por el aspecto brillante del reflejo de la construcción sobre el agua del río, tal y como alude su nombre en árabe, Borg al-Dsayeb.

Aunque tradicionalmente dicho brillo era atribuido a un supuestamente desaparecido revestimiento de azulejos, el proyecto de restauración acometido en 2005 en la torre puso de relieve que dicho fenómeno habría sido ocasionado por un revestimiento con mezclas de mortero, cal y paja prensada.

Se le llama "Torre del Oro" por su brillo dorado. Se le llama "Torre del Oro" por su brillo dorado.

Se le llama "Torre del Oro" por su brillo dorado. / visitarsevilla.com

Tres cuerpos pertenecientes a tres épocas

La torre tiene tres cuerpos perfectamente distinguibles, ya que cada uno se construyó en un período distinto.

Constaba en principio de dos cuerpos a los que se añadió en 1760 un tercer cuerpo, una linterna cilíndrica en formato de cúpula, en el marco de la restauración acometida entonces en el monumento tras los estragos del terremoto de Lisboa de 1755. 

Capilla real, prisión y torre de vigilancia

Fue declarada monumento histórico-artístico en 1931 y en la era moderna ha sido restaurada en 1900, entre 1991 y 1992, en 1995 y en 2005.

En toda su historia han sido muchos sus usos, y entre ellos sabemos que ha sido utilizada como capilla, prisión de nobles, almacén de pólvora, oficinas de la Capitanía del Puerto y Comandancia Naval.

Interior de la Torre del Oro: Museo naval. Interior de la Torre del Oro: Museo naval.

Interior de la Torre del Oro: Museo naval.

Ahora es un museo naval

Desde el año 1944 su interior alberga un Museo Naval. En el museo se pueden ver maquetas, documentos históricos, grabados, cartas naúticas e instrumentos de navegación.

Tiene dos hermanas

Sí, la Torre del Oro no está sola. Y no sólo eso, sino que además de contar con la compañía de la desconocida Torre de la Plata también ha sido hermanada con una torre en Lisboa.

Tanto la Torre del Oro como la Torre de la Plata fueron testigos del esplendor que vivió Sevilla con la llegada del oro de América a través del Guadalquivir, estando ligadas por la muralla almohade que las unía y que fue destruída en el siglo XIX. Aquí comenzó el declive de una mientras crecía la popularidad de la otra.  

Torre de la Plata. Torre de la Plata.

Torre de la Plata.

La Torre de la Plata, aún sigue en pie en la calle Santander, pero fue rebautizada por Fernando III como Torre de la Victoria y eventualmente quedó oculta bajo la vegetación. Pasó de ser torre defensiva a refugio para indigentes hasta 1992, cuando fue restaurada para la Exposición de Sevilla.

Además de esta torre, sabemos que el 13 de agosto de 1992, año de la Exposición Universal de Sevilla, la Torre del Oro se hermanó con la Torre de Belem en Lisboa. Estas torres tienen algo de parecido, pero no son para nada iguales.

Torre de Belem. Torre de Belem.

Torre de Belem. / Eloi_Omella / ISTOCK

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios