Animales

'Bonbón', el orangután hallado en una maleta en Bali, regresa a su isla natal

  • Los funcionarios de aduanas del aeropuerto internacional Ngurah Rai de Bali, encontraron al primate el pasado marzo en el equipaje de un hombre ruso, que además llevaba dos gekkos y otros cinco lagartos

'Bonbón', el orangután hallado en una maleta en Bali, regresa a su isla natal 'Bonbón', el orangután hallado en una maleta en Bali, regresa a su isla natal

'Bonbón', el orangután hallado en una maleta en Bali, regresa a su isla natal

Bonbón, la cría de orangután que fue hallado en una maleta en el aeropuerto de la isla indonesia de Bali, regresa este lunes a su isla de origen, Sumatra, donde será ingresado en un centro de rehabilitación hasta que pueda volver a vivir en libertad en la jungla.

El pequeño simio, de unos 3 años, será trasladado al centro de la ONG Programa para la Conservación del Orangután de Sumatra, en la provincia de Sumatra del Norte, según un comunicado del portavoz de la Agencia de Conservación de Recursos Naturales en Bali, Prawono Meruanto.

Los veterinarios y biólogos de la organización ecologista cuidarán del simio hasta que pueda sobrevivir en estado salvaje, añadió Meruanto.

Los funcionarios de aduanas del aeropuerto internacional Ngurah Rai de Bali, encontraron a Bonbón el pasado marzo en el equipaje de un hombre de nacionalidad rusa, que además llevaba dos gekkos y otros cinco lagartos, cuando trataba de embarcar en un vuelo con destino a su país de origen.

El orangután ha permanecido los últimos nueve meses en el zoológico Bali Safari, mientras las autoridades indonesias decidían si debía regresar a Sumatra o a Borneo, las únicas dos islas con poblaciones de esta especie.

Por su parte, el ciudadano ruso fue condenado por un tribunal de Bali en julio a un año de prisión y a pagar una multa de 10 millones de rupias (unos 710 dólares o 640 euros) por contrabando de especie protegida, a pesar de haber asegurado que su intención era criarlo como mascota.

La pena máxima en estos casos es de 5 años de prisión y una sanción económica de 100 millones de rupias.

Según el condenado, otra persona de su misma nacionalidad le entregó el primate tras comprarlo en un mercado callejero del centro de la isla de Java por 3.000 dólares (unos 2.690 euros).

La caza furtiva es una de las amenazas a las que se enfrentan los orangutanes, sobre todo con la intención de vender las crías como mascotas mientras que se mata a las madres.

Además, los conflictos con agricultores aumentan junto a la fragmentación de su hábitat a causa de la expansión agrícola, sobre todo del aceite de palma, y otras industrias e infraestructuras.

El Gobierno de Indonesia calcula que viven 71.640 orangutanes en las islas de Sumatra y de Borneo, que Indonesia comparte con Malasia y Brunei, aunque la población del simio está en declive , según un informe gubernamental publicado en 2017

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios