Sociedad

Cinco consejos para prevenir lesiones en la piscina en verano

Jóvenes disfrutando en una piscina Jóvenes disfrutando en una piscina

Jóvenes disfrutando en una piscina / Juan Carlos Muñoz

El verano ha comenzado y zambullirse en la piscina es uno de los remedios para soportar las altas temperaturas. Sin embargo, para poder disfrutar de ellas hay que tener cuidado para que se pueda disfrutar al máximo sin incidentes. 

Cuidado con el borde la piscina

Normalmente los jóvenes se lanzan y realizan juegos alrededor de la piscina o justo en el borde, por eso hay que tener un especial cuidado con el agua de fuera, ya que esta puede provocar resbalones y torceduras de tobillo.

Sumergirse con precaución

Este consejo está dirigido especialmente a los niños y jóvenes, ya que se lanzan al agua realizando saltos imprudentes que pueden provocar heridas y lesiones. Como consecuencia de ello, las lesiones pueden ser desde leves hasta fracturas y lesiones medulares.

Cambiar de postura mientras se toma el sol

Coger la toalla y tumbarse a tomarse el sol es uno de los actos más frecuentes tanto en la piscina como en la playa. Sin embargo, es conveniente cambiar de postura cada poco tiempo o hacer algo de ejercicio estirando los músculos y dando paseos con el fin de reanimar el cuerpo.

Calzado adecuado

Normalmente en verano no se le presta atención al calzado. No obstante, es un error, hay que asegurarse un calzado cómodo, porque unas sandalias no adecuadas puede acarrear diferentes lesiones musculares en el pie, rodilla o espalda.

Educación e información

Aunque pueda ser redundante, es necesario informar y educar a los más jóvenes tanto por parte de las instituciones públicas como las privadas, con el objetivo de reforzar la idea de que no todo vale en las piscina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios