TV-Comunicación

Dolores, el espíritu de la rebelión prosigue en 'Westworld'

  • Evan Rachel Wood sufrió abusos sexuales como su personaje

  • La HBO estrena la segunda temporada

Evan Rachel Wood, en una de las escenas de 'Westworld'. Evan Rachel Wood, en una de las escenas de 'Westworld'.

Evan Rachel Wood, en una de las escenas de 'Westworld'.

"Otro nivel de locura", resume la actriz Evan Rachel Wood de la esperada segunda temporada de Westworld, cuyos nuevos capítulos llegarán el próximo lunes a HBO España tras el estreno en Estados Unidos el domingo. Esta intérprete es Dolores Abernathy, la androide con más experiencia del parque de atracciones con aspecto del Lejano Oeste donde cada deseo humano, noble o depravado, puede ser saciado con los humanoides del recinto. Los humanos se entretienen con sus fantasías, hasta que los robots comienzan a tomar conciencia de sí mismos, ya que aprenden a recordar, improvisar o sufrir, y emprenden una revolución ante la situación en que se encuentran.

Para Wood el papel de Dolores "es la gran oportunidad de su vida" y que es todo para ella. "Llevo una foto de Dolores a todas partes. Es un símbolo de resistencia", resalta. Wood habló recientemente ante el Congreso estadounidense sobre los abusos sexuales que sufrió en el pasado para pedir un cambio en la legislación y también estuvo presente en la Marcha de las Mujeres celebrada en Washington.

La actriz ha elevado a su criatura de ficción en un símbolo de resistencia feminista

Su papel en Westworld transciende lo profesional para convertirse en una reclamación personal y así impulsa aún más el significado de sus tramas. "Yo soy Dolores y, como ella, no voy a permitir que lo que ocurrió en el pasado defina nuestra vida", apotailla.

Wood asegura que nunca había derramado una lágrima en su vida recordando los abusos sexuales que padeció. Nunca hasta que rodó una violación en la primera temporada de Westworld. "Fue muy real, pero Lisa Joy, la co-creadora de la serie, estuvo conmigo y me sentí segura. Le conté lo que me pasó. Pero no me desmoronoé. Me levanté y entoné el discurso del personaje. Sabía que iba a ser relevante para mucha gente. Fue como acudir a una terapia para mí", explicó. La actriz confiesa que interpretar a Dolores le hizo ver cómo el ser humano trata por naturaleza de no mostrar dolor porque la sociedad tiende a verlo como una señal de debilidad o de fracaso. "Cuando en realidad, la mayoría de las veces, es el vehículo necesario para el crecimiento y para el cambio", expone.

Desde Westworld se promete una segunda temporada más épica y brutal, donde imperan los intercambios de papeles entre los androides comandados por Dolores, la líder de una revolución contra los humanos que tendrá consecuencias insospechadas. "Tuve una crisis existencial al terminar de rodar esta temporada. Es otro nivel de locura. Algo realmente perturbador", confiesa Wood, quien reconoce que en su interior cohabitan dos personalidades: Dolores y Wyatt. "No es heroína o villana, no es buena o mala. Simplemente, siempre está en lo cierto. Ese es su dilema: el conflicto que tiene en su interior. Dolores sólo ve lo bueno y Wyatt sólo ve lo malo", explica la actriz. El objetivo de su personaje en esta temporada será convencer al resto de androides del parque temático para que lleven adelante los planes que tiene en mente y, con su recién lograda libertad, conseguir definirse a sí mismos.

"Va a haber muchos conflictos y el espectador no sabrá a quién animar. Los androides tienen ahora el poder, pero, ¿qué van a hacer con él? ¿Se van a corromper de igual manera que los humanos?", cuestiona la actriz. Thandie Newton, Jeffrey Wright, James Marsden, Ed Harris y Rodrigo Santoro son los protagonistas masculinos de una serie con un inesperado y marcado corte feminista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios