Series para jóvenes

'SKAM', la tele se hace adolescente

  • La serie juvenil de Movistar + adapta una ficción noruega de igual nombre con interacción con su público en las redes

Las jóvenes protagonistas de 'SKAM' Las jóvenes protagonistas de 'SKAM'

Las jóvenes protagonistas de 'SKAM' / Movistar

SKAM nacía en el año 2015 en Noruega. Presentaba una forma de emisión alejada de los canones tradicionales, apostando por la figura del espectador y la difusión inmediata de las redes sociales. La serie batió récords de audiencia y encontró la alabanza del público y la crítica. El riesgo y la innovación obtuvieron buenos resultados, refrendados en los premios de la academia noruega. El producto reunía las condiciones para ser exportado.

Sus derechos en España fueron adquiridos por Movistar +, en colaboración con Zeppelin. Ambos han puesto en marcha la versión española, a la que han dotado de una personalidad propia, tal y como relata a este periódico Rafael Taboada, productor ejecutivo de la serie. “Los principales cambios con respecto a la versión noruega se observan en los perfiles de los personajes, que son el retrato de la generación de chicos y chicas nacidos a partir del año 2000. Todo ello sin perder el realismo mágico que ha caracterizado a la versión original”, apunta.

Una nueva generación que no coincide en todo con los jóvenes noruegos. Taboada destaca el trabajo previo que han realizado para amoldar la serie a los jóvenes españoles. “Un equipo de psicólogos llevó a cabo entrevistas individuales y sesiones grupales durante el casting para afinar en la selección del reparto. Era un aspecto que había que cuidar al detalle”, afirma.

En esas sesiones con los jóvenes se pusieron los cimientos para configurar las tramas de la serie. El productor confirma que la intencionalidad es lograr que la juventud se identifique con los temas que se abordan, muchos de ellos “peliagudos” y tratados desde el “máximo respeto y la integridad”. En SKAM tiene cabida el acoso sexual, el feminismo,  el bullying, la homofobia, la gordofobia o la islamofobia, entre otros.     

El fenómeno ‘transmedia’ está muy presente en SKAM. Las escenas se comparten a través de la web de la serie, sin previo aviso, coincidiendo con el momento en el que se narra la historia, englobando ficción y realidad a tiempo real. Los episodios se complementan con la publicación de conversaciones de whatsapp o post de Instagram de los protagonistas de la serie. 

Al respecto, Taboada manifesta que la “esencia de SKAM reside en que las secuencias te llegan a tiempo real. Los personajes a través de whatsapp e instagram te acercan los contenidos de la serie y te acercan a su vida real”.

La serie desarrolla sus cuatro temporadas en un instituto público, donde los protagonistas cursan los estudios de Primero y Segundo de bachillerato. “SKAM España quiere transmitir verdad y realismo, nuestros personajes son actores noveles, de pequeñas compañías y que están empezando su carrera. SKAM, como ya ocurrió con otras series de este tipo, puede ser una plataforma para darse a conocer”, subraya el productor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios