Olímpica valverdeña-xerez cd

Derrota para terminar (4-2)

  • Los xerecistas no pueden con un conjunto andevaleño motivado que con su victoria y la derrota del Isla Cristina en La Palma acaba octavo

El Xerez Deportivo cerró la campaña en Valverde con una derrota por 4-2 ante la Olímpica en un encuentro en el que ya no se jugaba nada tras el ascenso logrado la pasada semana y en el que los locales sí que pusieron toda la carne en el asador para quedarse con tres puntos que les permitiesen ser octavos si La Palma se imponía por la tarde al Isla Cristina, como finalmente así fue. Los palmerinos derrotaron a los amarillos por 3-1 y los andevaleños esperan ahora acceder a una plaza en División de Honor si se produce alguna renuncia o se regulariza la situación del Lucena.

A los xerecistas, justos de gasolina en este tramo final de Liga, les pesó la semana de Feria y la Olímpoca ganó sin demasiados sobresaltos. Aún así, los pupilos de Vicente Vargas llegaron a ponerse a tan sólo un gol de los valverdeños, que encarrilaron muy pronto su victoria. José Mier abría el marcador en el primer minuto de juego y, tras él, Luis Ligero y Mario Abad ampliaban las diferencias. Los xerecistas ajustaron el choque antes de que Braulio sentenciara. La escuadra de Martínez Gámez se tomó el reto muy en serio. Y cumplió.

El entrenador azulino, que tuvo que esperar hasta última hora para configurar la lista de convocados, finalmente pudo contar con casi todos sus jugadores habituales, pero mermados. En la portería fue novedad Agui, que disputó su segundo encuentro -el primero fue en el Fernández Marchán de Guadalcacín frente al Recreativo Portuense-, en lugar de Ángel, ya en Ibiza por motivos laborales.

En defensa, Kevin ocupó el puesto que normalmente es de Álex y en la medular, Palomeque acompañó a Israel y Alberto. La banda derecha fue para Abraham, la izquierda para Quirós y Juanma Marchante volvió a ser la referencia arriba.

La Olímpica entró fuerte al partido y en el primer minuto de juego ya se puso por delante en el marcador. José Mier abrió a lata al transfromar un penalti sobre Braulio. El dominio valverdeño era total y superado el cuarto de hroa (17'), Luis Ligero, uno de los mejores futbolistas del equipo y que la próxima temporada no va a continuar, estableció el 2-0 con un lanzamiento cruzado inalcanzable para Agui.

Mientras, los xerecistas intentaban sacudirse el control local y buscanban acercarse al portal de Nacho pero sin el acierto necesario como para hacer daño a una Olímpica que se había tomado muy en serio el encuentro. El tercer gol llegó en el minuto 30, cuando Mario Abad superó al guardameta azulino con un tiro potente y colocado desde fuera del área.

Justo cuando la primera parte tocaba a su fin, apareció, como siempre, Juanma Marchante, que marcó tras una bonita combinación con Alberto (3-1).

El Xerez saltó al terreno de juego, en buenas condiciones pese a la incesante lluvia, tras el descanso mucho más metido y con ganas de apretar más el resultado. Y lo logró en el minuto 66, cuando Albertito Gil, que acababa de entrar en lugar de Barragán, anotó de cabeza tras un centro desde la izquierda de Bonilla.

El 3-2 puso en alerta a los pupilos de Martínez Gámez, que necesitaban ganar para no perder el tren de la octava posición, y reacionaron de forma inmediata. Braulio aprovechó un pase interior de Ordóñez para batir a Agui.

Ese tanto mató literalmente a los xerecistas, que habían apretado mucho el acelerador buscando la igualada. A partir de ahí, ya apenas hubo oportunidades claras para unos y otros.

El Xerez echó el telón a una buena temporada con derrota y ya sólo espera conocer su futuro a nivel institucional. Si todo le es favorable, la próxima campaña podrá competir en División de Honor, una categoría que se ha ganado de forma brillante y con mucho esfuerzo debido a los múltiples problemas a los que ha tenido que hacer frente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios