Xerez CD

Israel, mando en plaza

  • El central, capitán ante el Pueblo Nuevo, hizo un golazo de falta y se besó el escudo: "No lo tenía preparado, éste ha sido mi club de siempre".

Israel Durán se reivindicó el pasado miércoles con un auténtico golazo en el partido que el Xerez CD disputó en La Granja frente al Pueblo Nuevo. El central azulino, inactivo la pasada temporada, no ha perdido ni su saber estar en el campo -saca el balón desde atrás con elegancia- ni su toque, como pudo corroborar el portero local Borja, que vio cómo el balón quitaba las telarañas de su escuadra derecha.

El defensa xerecista actuó como capitán del Xerez CD en los 45 minutos que estuvo sobre el campo y habla maravillas de su entrenador: "No todo el mundo puede decir que tiene de entrenador a un mito como Jesús Mendoza", asegura.

De momento, al margen de los problemas extradeportivos, la pretemporada marcha "muy bien" para un Xerez que ha formado piña en el vestuario: "Hay un gran grupo y el míster nos exije mucho pero es una persona muy cercana y buena gente. Yo, particularmente, estoy muy contento".

Así que "las sensaciones" con Mendoza "son muy buenas". "Nos cuenta experiencias que ha tenido y yo, que soy de los más veteranos, estoy asombrado de las cosas que nos explica, la verdad es que me encanta, me gusta su forma de ver el fútbol".

En cuanto a la filosofía de juego que pretende implantar, a algunos ha sorprendido su apuesta por el juego de toque, aunque no es el caso de Israel: "Le gusta que tanto los defensas como todo el equipo en general toquemos el balón, le encanta el fútbol de toque, que entremos por las bandas. Nos está demostrando que le gusta el fútbol moderno, no quiere jugadores fuertes, aguerridos o despejar balones sino que el balón sea el protagonista". "Para mi caso, que soy central, nos pide que pidamos la pelota. Y a mí me encanta aunque a veces me dice que me complico demasiado pero bueno, también me lo han dicho más entrenadores. Uno juega como ha aprendido pero con 32 años estoy aprendiendo ahora cosas con el míster que ningún entrenador me había enseñado hasta ahora".

Israel fue el pasado miércoles capitán en la primera parte y confiesa que no le importaría seguir con el brazalete: "Todavía no se han elegido los capitanes. Soy veterano pero no el más veterano aunque no me importaría ser capitán, al revés, sería un orgullo pero no me quita el sueño. Si los chavales creen que los más veteranos debemos ser los capitanes, conmigo pueden contar".

Tras marcar el gol del 0-1, Israel se besó el escudo del Xerez Club Deportivo, un gesto que gustó en la grada y que confiesa que no estaba planeado: "Para mí, desde pequeño, siempre había sido un sueño jugar con la camiseta del Xerez. No lo tenía preparado, me salió así. Para mí, el Xerez es el Xerez CD, el otro es un club nuevo; que sí, que la afición se ha decantado por ese club en lugar de por nosotros, pero hasta que no muera, y ojalá no muera nunca, ahí voy a estar. Y si este año tengo la oportunidad de vestir la camiseta y echar una mano, lo voy a dar todo. Al menos es lo que pienso y lo que pensamos todos los que estamos aquí. Es el club de toda mi vida, del que he sido socio desde siempre, y lo del beso al escudo me salió".

Confiesa que le da pena ver que la afición haya dado un giro y se haya decantado por el Xerez DFC: "He sido socio toda mi vida y acostumbrado a ir a Chapín con cinco o seil mil personas. ¿Es una pena? Pues sí. Y vemos al otro equipo, que en dos categorías o tres más abajo, van cinco mil personas. Para mí es triste pero es lo que hay".

Mucho se está hablando de si el Xerez competirá en Primera Andaluza o si será descendido a Segunda Andaluza. En el vestuario existe la lógica incertidumbre pero Israel señala que "desde el primer día el míster nos dijo que íbamos a competir en 1ª Andaluza y estamos trabajando para jugar en esta categoría. Hasta que no nos digan lo contrario, trabajamos para eso. Si luego tenemos que jugar en Regional Preferente (Segunda Andaluza), yo por mí no tengo ningún problema. Aquí estamos todos por el escudo, sea en Andaluza o en Preferente". Particularmente, Isra se pone el objetivo de "entrenar todos los días con la máxima ilusión y salir a muerte en todos los partidos a defender el escudo de nuestro equipo. Si luego vemos que podemos estar arriba, iremos a por todas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios