Fútbol | Tercera División

Juan Carlos, técnico del Xerez CD, satisfecho con los fichajes

  • El entrenador destaca: "Se han adelantado los Reyes, los tres jugadores nos van a aportar muchísimo, nos habíamos quedado sin fondo de armario"

  • "El objetivo es terminar la primera vuelta con números de salvación, sumar al menos seis puntos de los próximos nueve sería decisivo", apunta

Juan Carlos, técnico azulino, espera la llegada de un refuerzo "importante, que sea una referencia". Juan Carlos, técnico azulino, espera la llegada de un refuerzo "importante, que sea una referencia".

Juan Carlos, técnico azulino, espera la llegada de un refuerzo "importante, que sea una referencia". / Manuel Aranda

Juan Carlos Gómez, entrenador del Xerez CD, respira más tranquilo. El técnico azulino se mostraba preocupado en las últimas semanas por la falta de efectivos de su plantilla, a pesar de haber plantado cara al líder Salerm Puente Genil y de lograr un empate importante.

Había perdido a tres jugadores por problemas laborales, Luis Castillo, Piñero y Juanjo, y a Brian Triviño por decisión personal, ya que optó por marcharse al Silla. Además, cuenta con dos futbolistas lesionados de larga duración, Yeray Morales y Juanma Aguilar.

El club ha aprovechado el parón para realizar incorporaciones y ha cerrado tres en una semana, los atacantes Luismi y Cristian Tejero y el defensa Manu Lebrón, con la intención de cerrar el año lo más alejado posible del descenso.

Juan Carlos se muestra satisfecho: "Veníamos haciendo gestiones desde hace tiempo y, al final, hemos conseguido que los Reyes se adelanten un poquito. Nos han llegado tres jugadores y ahí estamos a ver si cerramos alguna contratación más que nos permita seguir mejorando, la intención es dar a la plantilla un plus, alguien que se convierta en referencia, que exista competencia".

Los tres fichajes le agradan y apunta: "Cristian es joven, tiene hambre, desborde, velocidad, hace diagonales, pone balones al área, es un poco lo que necesitamos ahí. Manu tiene muchísima experiencia, está contrastado y nos va a ayudar mucho a nivel defensivo, nos da más posibilidades. Luismi ya lleva unos días trabajando con nosotros y estamos muy contentos, puede jugar tanto en banda como arriba y hace goles".

El cordobés recuerda que "necesitábamos jugadores porque para un partido tan importante como el de Lepe entre los lesionados y los sancionados ya íbamos no con pulmonía, íbamos con neumonía. La plantilla se había quedado no corta, cortísima. No teníamos fondo de armario".

El parón, bajo su punto de vista, les ha venido "fenomenal, aunque el equipo está en un buen momento. Teníamos a mucha gente cargada, no tenemos fisio, sólo viene a los partidos, y es un problema importante. De este modo, todo lo que sea descanso nos viene bien para recuperar a la gente que tenía molestias del último partido y sobrecarga de minutos. Hay que hilar fino en ese sentido. Y si importante es el descanso a nivel físico, lo mismo de importante es a nivel de cabeza".

El entrenador xerecista cree que su equipo ha ido creciendo "a media que ha ido avanzando la competición. Nos lastró el inicio tan accidentado por los problemas que todo sabemos. Llevamos ocho partidos al alza sin contar el del Gerena. Fue un encuentro malo pero tampoco para perderlo. Tuvimos que apretar los dientes, reinventarnos y dimos con la tecla con el cambio de dibujo. Lo hicimos en el momento justo y en el más complicado, que fue cuando tuvimos que jugar en Coria y cuando el equipo estaba mal en todos los sentidos. Ganamos allí y recuperamos la confianza. Ahora, con la llegada de los nuevos, los chicos están contentos, saben que nos van a ayudar a mejorar y es el camino".

Para el final de la primera vuelta restan tres encuentros. El Xerez CD debe enfrentarse a San Roque, Los Barrios y Utrera. El cordobés es optimista: "Ahora mismo, el equipo está con ganas y ya demostró el domingo ante el Salerm, que es el líder y llevaba ocho meses marcando en todos los partidos, que es capaz de plantar cara a cualquiera, competimos bien".

La primera cita de todas es la de Lepe y sería "fundamental no perder y extraordinario ganar, ya que les dejaríamos a siete puntos y estar a tantos puntos del descenso ya te concede una tranquilidad importante a todos los niveles".

Si a corto plazo el primer reto es la cita frente al San Roque, a medio se apunta a "terminar bien la primera vuelta, con números de salvación. En estos tres partidos, nos marcamos como reto al menos arrancar seis puntos, aunque lo ideal sería lograr los nueve. Queremos dar un saltito en la tabla para encarar la segunda vuelta sin tantos agobios y asumir el Tourmalet que nos queda al inicio con garantías. Estoy convencido de hacer una segunda vuelta mejor que la primera". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios