Xerez CD

Momo también pide respeto a Nuchera

  • "Los jugadores piensan que eso se puede decir cuando sea presidente o ponga dinero; mientras, un poquito de respeto"

Momo no se anduvo ayer con remilgos en la tertulia de la Cadena SER en el restaurante Prado al abordar los comentarios de Francisco Nuchera el pasado domingo en Chapín. El empresario sevillano que pretende comprar el Xerez aseguró que le gustaría reforzar la plantilla en diciembre con un delantero y un lateral izquierdo y también tiene un portero en su agenda. Y Momo fue claro -y también valiente- ayer al valorar las palabras del que puede ser su próximo presidente: "Lo que están hablando ahora también repercute un poco. La plantilla claro que oye rumores y comentarios y eso no favorece. Eso no gusta; tanto se ha hablado de la venta, si unos hablan, si hablan otros... Lo que dijo Nuchera el otro día pues la gente y los jugadores piensan que eso se puede decir cuando sea presidente, o cuando ponga dinero aquí, mientras, un poquito de respeto a la afición, a los jugadores y sobre todo al cuerpo técnico y al director deportivo".

Momo se pone en la piel del lateral zurdo sustituto de Mendoza o de algún delantero o portero a los que el posible próximo dueño hace referencia: "Está claro; la plantilla está trabajando para tener un hueco, encima están yendo las cosas bien, todo el mundo está contento, y encima en tu puesto dicen que quieren traer... Pues eso influye, el jugador pensará en eso y al trabajar no estará a gusto, no estará contento, quiere decir que cuanto entre él (por Nuchera) quizá puedes no tener sitio".

Hay quien defiende que Nuchera, como aficionado, puede expresar su opinión y Momo dice que "si lo dice un aficionado es respetable pero no hay mucha repercusión, pero esta noticia sí tiene repercusión y hay que tener un poquito de respeto".

En cuanto al partido del pasado domingo, destacó el detalle de que el zurdo canario fue a abrazarse con Chema tras su gol, prueba de la unión que hay en el vestuario: "Tuvo mala fortuna, como dicen hay un buen vestuario, un buen ambiente, había tenido mala fortuna y por eso decidí ir a animar a Chema, le hacía falta porque no pasó un buen momento".

La unión en el primer equipo es el secreto de este Xerez: "El tramo final de la pasada Liga ya fue una piña, el 'míster' nos unió a todos; no sólo el 'míster', todo el cuerpo técnico está muy implicado y este año es más de lo mismo, hay buen vestuario y buen ambiente y el equipo tiene esa soltura y está metido ahí arriba". Eso sí, nada de lanzar las campanas al vuelo: "En el equipo no se habla de otra cosa que de conseguir esos 50 puntos cuanto antes y de ir con mucha humildad, tenemos que seguir con esa idea y no pensar en otra cosa, no he oído a nadie del equipo hablar de estar entre los tres primeros, el año pasado se sufrió mucho".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios